Cuenta tus horas: Beto Borge

El cambio es inminente
Imprimir

Cancún, el desplome electoral del 2016

Escrito por Vibora. Publicado en Locales

El Minotauro

Cancún, el desplome electoral del 2016

Nicolás Durán de la Sierra.

Pasado el proceso electoral, cuando parte sustantiva del nuevo gobierno está definido, conviene alguna glosa en torno a la justa recién vivida, la que condujo al desplome electoral de Cancún. Cierto es que en todo el estado se dieron delitos electorales, pero en esta ciudad el volumen fue escandaloso. La compra del voto por parte del Partido Verde fue abierta y hasta con apoyo oficial, según muestran diversos y numerosos videos ciudadanos.

      De tales ilícitos dieron fe pocos medios informativos –por su objetividad y oportunidad destaca Radio Fórmula QR-, pues los otros estaban adobando las ediciones del día siguiente, en las que se festejaría el triunfo de Mauricio Góngora, su dadivoso candidato. Triste realidad, en cambio, pues hubieron de rehacer sus textos para alabar a Carlos Joaquín, el candidato ganador, ese al que días atrás llamaran, de menos, corrupto.

      No son “cosas de la política”, como se dice, sino de la mugre que impera en la mayoría de los medios periodísticos del estado. Tiempo ha que los más de ellos dejaron de servir a la sociedad para, con las sacas llenas, ser lacayos del poder que maneje el dinero público. Dueños y directores de la mayoría de los diarios buscan hoy un nuevo padrinazgo y no tardan, rapaces que son, en convertirse en verdugos de sus anteriores amos.

      El caso del diario Por Esto se cuece aparte: se trata de un dibujado suicidio de credibilidad periodística. Sus andanadas contra el candidato de la alianza PAN-PRD no sólo no inhibieron el voto a su favor, sino al contrario, lo fomentaron y mucho más tras de que se informara de sus opacos tratos con el candidato derrotado, negocios hasta ahora no han sido desmentidos por la casa editora. Hizo trisas su propia imagen.

      Los medios impresos locales, salvo por dos o tres revisas de análisis y de difusión cultural, demostraron que muy poco es lo que pesan en el ánimo público, sobre todo entre la clase media, frente a la radio no oficial y a las redes sociales, por chabacanas que puedan ser éstas. De hecho, el viraje radical de la mayoría de los periódicos fue exhibido, festinado hasta la risa, en los diversos portales de la internet.

      Pero volvamos al tema electoral. La comisión de los delitos, ya prevista por la entonces coalición opositora y de la que con tiempo se avisó a las autoridades, se dio en las zonas pobres de la ciudad donde quinientos o mil pesos valen mucho más que el civismo y que el anhelo de un mejor futuro. Se trata del peso de lo tangible, lo inmediato, frente a la esperanza incierta y hasta poco entendible para los menesterosos del día a día.

      A pesar de lo explicable de las fallas propias de la condición humana, de la pobreza material que deforma el espíritu, lo que ocurrió en la ciudad fue una irrefutable delincuencia electoral, una chapuza en mugre en la que participaron miles de personas ante la pasividad del instituto electoral. El que escribe testigo fue del de la compra de votos por el Partido Verde; él y muchos otros más, que llamaron a la radio para denunciar los hechos.

      Otro de los factores que intervinieron en la llegada del Verde al poder municipal, fue la poca asistencia de los cancunenses a las urnas. El resultado del Programa de Resultados Electorales Preliminares, arroja una votación de apenas el 46.97 por ciento del padrón; no votó ni la mitad de los posibles electores. Sólo el Solidaridad la ausencia fue menor, con el 40.15 por ciento.

      A este factor debe añadírsele otro: con fondos –se dice- del gobierno estatal, entró en la lid Gregorio Sánchez, el obscuro Aleluyo, una suerte de zombi político destinado a restar votos a Julián Ricalde, bandera de la alianza opositora para la alcaldía de Cancún. Cumplió su tarea: obtuvo poco menos de treinta y tres mil votos, casi tres mil sufragios más que los logrados por el PRI por sí solo, es decir, sin la alianza oficialista.

      El ahora excandidato del Partido Encuentro Social, como se esperaba, anunció luego del proceso que cedería a su hijo Alán Sánchez la regiduría que obtuviera, porque él dedicaría su tiempo a proyectos personales. También Karla Gasca Sánchez, del mismo clan, obtuvo una regiduría. Asuntos familiares. Ah, eso sí, el Aleluyo se quejó de lo poco aseadas que habían sido las elecciones; se dijo vejado por la guerra sucia. Pobre.

      A su vez Mario Villanueva Tenorio, quien mercara a precio módico la franquicia del PES, anunció que este partido sería una verdadera fuerza política estatal y que, desde la diputación que le cayó, realizaría la hazaña. Lo malo es que, fuera de Cancún y la compra de votos, el PES es sombra. En Solidaridad tuvo dos mil votos. El Partido Verde en Playa del Carmen, apenas logró el voto de mil 126 incautos. ¿Más claro?

      Es difícil que cambien los resultados y se da por hecho que ese partido reinará en Cancún los venideros años, pero deben ir a juicio los líderes vecinales que repartieron a manos llenas el dinero verde y también quienes dieron los fondos. No hacerlo sería tanto como decir a la ciudad que olvide el civismo, que la legalidad electoral fue secuestrada por Jorge Emilio González, el tan célebre como nefasto ‘Niño Verde’.  

      Se aclara que las autoridades han de proceder contra todos los que cometieron delitos electorales, no en particular contra el Partido Verde; se cita a este partido por haber sido el más obvio en la comisión de tales ilícitos. Por fortuna en Quintana Roo se dio ya la alternancia en el poder, pero su democracia es muy joven y debe ser defendida y fomentada con la aplicación de la ley. Comencemos a limpiar desde hoy las próximas elecciones.

- - - - - - - - -

Vodevil municipal.- Es verdad bíblica que a don Paul Carrillo, el aún alcalde de Cancún, no se le puede dejar solo, y menos todavía si ya no tiene cerca a José de la Peña, el exsecretario municipal hoy metido a diputado, si los hados no deciden otra cosa. Se suplica al lector tomar la primera frase del párrafo con fervor eclesial y no discutir la veracidad o no del libro católico, ni siquiera en el pasaje de la conversión del agua en vino.

      Esto se escribe muy de mañana, porque si fuera de tarde se aludiría al tan sabroso como lúbrico episodio en el que don Lot, ebrio de vino, es seducido por sus dos hijas, si bien no al mismo tiempo, pues sería obsceno. Primero fue la mayor y, a la noche siguiente, la otra. En el óleo pintado por el flamenco Hendrick Goltzius -sita en el Rijksmuseum de Amsterdam-, se demuestra que ambas tenían buenas carnes.

      Cabe decirse que en todas las pinturas de esta seducción aparecen las doncellas a punto de yacer con su padre, pero se trata de una licencia que se dan los pintores. Debemos confiar en lo que se dice el Génesis, como temerosos de la ira divina que somos. Más lascivo que el cuadro del holandés es el lienzo de Jean François De Troy -sita en el Museum Hermitage de San Petersburgo-, pero aquí no se fomenta la lujuria.

      Más de nuevo en el tema del vodevil municipal, resulta que a don Paul se le ocurrió develar un simpático busto de Roberto Gómez Bolaños, el popular “Chespirito”, en la céntrica Avenida Tulum. No es que él se identifique con el Chavo del ocho y sus tonterías, no, es que cree que la efigie reactivará la zona. Razón tiene: ¡Atrás boticas de descuento, bares raritos, zapaterías de remate y tendejones, que ha llegado el Chapulín Colorado!

      Más allá de si el actor merece el galardón de la ciudad, que tal es el fin del busto, la decisión no debe depender del alcalde ni del cabildo, sino de un consejo citadino y más hoy que viene el socio del ‘Niño verde’ Ejemplo: en el lío del Corredor Turístico, “por instrucciones del presidente” habrá bustos de Don Pedro InfanteJuan Gabriel y Gandhi…  Por desdicha los tunantes no han valorado los superiores atributos de Mónica Bellucci.

      No se puede dejar solo a don Paul pues pueden pasar cosas raras, sobre todo si se considera que quiere trascender y desea recuperar el trienio perdido. Sin embargo -hay que decirlo todo-, no debe creerse que lo ciega la urgencia, ni mucho menos, pues en el palacio municipal se asegura que profirió un sonoro ¡No! a la idea de situar en el centro de la explanada municipal un alto poste para sustentar a los ‘Voladores de Papantla’.

Bonus William Hill
Bonus Ladbrokes
Premium Templates