Cuenta tus horas: Beto Borge

El cambio es inminente
Imprimir

Nassim Joaquín, el hombre que soñaba con aviones

Escrito por Vibora. Publicado en Locales

El Minotauro

Nassim Joaquín, el hombre que soñaba con aviones

Nicolás Durán de la Sierra.

“Dicen que las aguas y los aires de Cozumel son tan buenos que en esta grande isla se encuentra la población más longeva de todo México; dicen que allí, entre las aguas y los vientos alisios del Atlántico, el tiempo discurre con mayor lentitud que en el resto del mundo… Si uno nota la juvenil mirada de los viejos isleños, llega a pensar que esto es cierto, que la edad ahí se mide de una manera diferente.

“Don Nassim Joaquín Ibarra, patriarca de la isla, es una prueba fehaciente de esta juventud ampliada. El reloj marca su vida cotidiana, mas no la tiraniza, que para la charla de café siempre tiene tiempo. El faro que flanquea la puerta de su tienda, frente al muelle principal, ha sido testigo de las visitas siempre calmas que le hacen las principales figuras políticas y artísticas del país.

“Más que de la mar, él gusta del espacio aéreo, de las rutas de los aviones. Se trata de una pasión que nació hace poco más de setenta años, cuando era apenas un niño y vio amarizar, en la Laguna Ciega de la isla, al legendario Charles Lindbergh al mando del hidroavión Sikorski S30, junto con su joven esposa, la escritora Anne Morrow. Poco antes, en 1927, el piloto había realizado la hazaña de cruzar el Atlántico solo y sin escalas.

“En aquel entonces, en 1929 –recuerda don Nassim-, nadie soñaba en Cozumel con ver un avión. Muy pocos sabíamos que hubiera tal aparato y aún así teníamos una idea muy confusa. De hecho, el amarizaje del hidroavión fue de lo más importante que había sucedido en la casi lineal historia de la isla; todos, jóvenes y viejos, colaboramos en llevar tambos de combustible, de gasolina, para abastecer a la nave.

“Charles Lindbergh, su joven esposa, con quien recién se había casado en Acapulco, y unos señores apellidados Trippe que venían con él, se vieron forzados a pernoctar en Cozumel. Se quedaron en lo que fuera el hotel Playa Azul, el único en la isla; sí, claro, había donde quedarse, en casas de vecinos, como se estilaba en aquellos tiempos, pero el único que bien a bien podría llamarse hotel, era ese.

“Toda la noche, con antorchas, contemplamos la nave. Los más aventados, subieron a las alas del hidroavión. Sólo dos de nosotros –no yo- pudieron ver el avión por dentro y luego nos contaron todo lo que habían visto, sobre todo en la cabina. Ellos subieron porque ayudaron a los visitantes a cargar sus maletas y uno de ellos, que ya murió, se enamoró de Anne al grado que años después le pondría ese nombre a una de sus hijas”.

“No sé, ya no recuerdo si Lindbergh hablara bien el idioma, pero sí que se daba a entender en español. Yo no hablé con él… sólo era uno más de los muchachos que los seguían, atraídos por su fama más bien nebulosa. Él estaba en la cumbre de su vida, pues había cruzado el Atlántico en el Espíritu de San Luís; nosotros hasta llegamos a creer que era ese mismo avión el que había llegado a nuestras aguas.

“El hidroavión Sikorski S 30 venía de Belice, que entonces era colonia británica, y según supe más tarde, la llegada de la nave a Cozumel era una escala de exploración para diseñar una ruta de correo aéreo que cubriría la ahora también legendaria línea Pan American. Partiría de Puerto Rico para ir a Surinam, la otrora Guyana holandesa, en Sur América. No recuerdo si se estableció la ruta, pero nos trajo a Lindbergh.

“Allí fue donde nació mi pasión por los aviones, por cruzar los espacios aéreos -rememora Don Nassim-; se trata de una pasión que incluso hasta hoy resulta extraña si tomamos en cuenta que somos isleños, que estamos vinculados con el mar”, dice el patriarca, quien fuera dueño de la primera aerolínea que conectara a todos los destinos del llamado Caribe mexicano.

“Hace poco, como se dijo, en este mismo diario, se publicó una nota en el que se indicara que Cozumel era la ciudad en la que se registraba el más alto índice de longevidad del país, con varios de sus habitantes centenarios y nonagenarios. Dice Don Nassim que los viejos cozumeleños sostienen que son las aguas y los aires de la isla, los que de tan limpios alargan la vida de sus habitantes. Debe ser cierta la conseja”.

La presente viñeta, con modificaciones leves, fue publicada en 1989 en el diario El Universal, de la ciudad de México. Han pasado casi 26 años y se perdieron las gráficas que aliñaban al texto, las del hidroavión Sikorski S 30, dibujadas por un artista local, y facilitadas por el notable cozumeleño. Sirva esta nueva edición como un homenaje mínimo al recién fallecido Nassim Joaquín Ibarra, un hombre que soñaba con aviones.

- - - - - - - - - - -

Tomando en cuenta la lejanía de muchas de las islas del Caribe respecto de Isla Mujeres, sede del premio literario, y la tardanza de los diversos servicios postales, el Jurado Calificador decidió ampliar quince días el cierre de la fecha para la recepción de los trabajos concursantes. Así pues, se recibirán poemas hasta el próximo 15 de julio del 2016, según conste en el matasellos. El resto de la convocatoria continúa igual.

II Premio Internacional de Poesía

Caribe-Isla Mujeres 2016

            I.        Podrán participar poetas de toda la cuenca del Caribe incluida la Península de Florida de los Estados Unidos, siempre y cuando sus trabajos sean presentados en español.

          II.        Los concursantes deberán enviar, por triplicado, un poema o poemas inéditos, con tema y forma libres, que no esté concursando en otro certamen. No podrán participar obras que hayan sido premiadas en otro concurso literario o estén en proceso de publicación. Sólo se aceptará un trabajo por participante.

        III.        Los trabajos deberán presentarse en letra Arial de 14 puntos; por una sola cara, a doble espacio en tamaño carta. La extensión del poemario será de 7 hojas como mínimo y un máximo de 12 hojas.

        IV.        Los trabajos deberán firmarse con seudónimo y junto con el poemario, deberán enviar en un sobre cerrado (plica) los siguientes datos personales: nombre completo del participante, domicilio, número telefónico, dirección correo electrónico, así como una síntesis curricular y una copia de su identificación oficial.

          V.        Para preservar el anonimato, los poemarios deberán estar exentos de índices, dedicatorias y epígrafes que sugieran la identidad del poeta.

        VI.        Las plicas serán resguardadas en la Secretaría General del Ayuntamiento Isla Mujeres y sólo se abrirá aquella que corresponda al poeta que el jurado calificador declare ganador, y las de los que resulten con mención honorifica. El resto de los trabajos se destruirán de manera pública y se levantará un acta de constancia.

      VII.        Los concursantes deberán enviar su poema o poemas, en sobre cerrado y bajo el seudónimo, con la siguiente leyenda: II Premio Internacional de Poesía Caribe-Isla Mujeres 2016, atención: Oficina de Comunicación Social.

    VIII.        La dirección postal a la que deberán enviarse la obra participante es: Casa de la Cultura de Isla Mujeres, Av. Guerrero esq. Abasolo s/n, Col. Centro C.P. 77400, Isla Mujeres, Quintana Roo, México. Para cualquier información adicional, comunicarse a la Oficina de Dirección de Cultura (998) 87 7 07 67 o al contactoEsta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

       IX.        La convocatoria permanecerá abierta a partir de la fecha de su publicación, el 21 de marzo del 2016 y cerrará hasta el 15 de julio del mismo año. Solo se aceptarán los trabajos en los que coincida la fecha del matasellos con el cierre de la convocatoria.

         X.        El premio será único e indivisible por $ 50,000.00 (cincuenta mil pesos mexicanos) e incluye la publicación de la obra ganadora. El Ayuntamiento de Isla Mujeres se reservará los derechos de la primera edición del trabajo ganador. El Ayuntamiento de Isla Mujeres cubrirá los pasajes redondos de la ciudad o país donde resida el ganador. La ceremonia de premiación se realizará la tercera semana de agosto de 2016.

       XI.        El Jurado Calificador estará integrado por intelectuales de prestigio, más un secretario de los trabajos del jurado. Las decisiones se tomarán por mayoría simple y el fallo será inapelable. Es facultad del jurado y comité organizador resolver cualquier caso no considerado en las bases de la presente convocatoria. El comité organizador notificará de inmediato al concursante que resulte ganador. No se devolverán los originales ni copias de los trabajos participantes.

     XII.        El premio no podrá ser declarado desierto y el Jurado Calificador podrá otorgar hasta tres menciones honorificas, que serán distinguidas con diplomas.

   XIII.        El resultado se dará a conocer mediante su publicación en el portal web del H. Ayuntamiento de Isla Mujeres a más tardar el 15 de julio del 2016. Atentamente Agapito Magaña Sánchez, presidente municipal.

Bonus William Hill
Bonus Ladbrokes
Premium Templates