Cuenta tus horas: Beto Borge

El cambio es inminente
Imprimir

El trágico, doloroso, desmadre nacional

Escrito por Vibora. Publicado en Locales

El Minotauro

El trágico, doloroso, desmadre nacional

Nicolás Durán de la Sierra.

Es un hecho: dado el agresivo ataque de barbarie e imbecilidad que vive México, El Minotauro aplazará su visita a este país. No se trata de una decisión acordada con el resto de los moradores del dédalo, no, que lo de la democracia no va con el Héroe, pero sí aceptada de buen grado por Ariadna y por Marilyn Calipigia, quien festejó la idea de no ir a un lugar tan lleno de mexicanos, habiendo “sitios con varones como que mejor diseñaditos, no…”

Zafia que es la cubana, sin duda, pues en tierra azteca hay hombres y mujeres de buena catadura. Empero, si se juzga por las hordas que, por ejemplo, brotan en tropel de las bocas de las estaciones del metro ‘Merced’ o ‘Jamaica’ en horas pico, la razón le asiste. Desde que se instalara el internet en el Laberinto, con facebú incluido, la caribeña devino en una viajera internacional de primerísimo orden.

No se cita a Teseo porque el tontorrón, como se recordará, está en México, donde fuera enviado para preparar el frustrado viaje del Héroe. Si al inicio fue un trabajo digno de Hércules el lograr que el mucamo cumpliera con la tarea, ahora lo es hacer que torne a Creta. La noticia más fresca que se tiene es que se halla en Quintana Roo, disque para ver cómo se puede formar un gobierno sin pillos, algo insólito en el país.

(Insólito es poco –diría El Escriba de no estar citado para párrafos más adelante-; un gobierno así sería de tal rareza que, de hacerse, merecería estar en un museo, y más en un Estado donde la piratería de ‘cuello blanco’ está de moda desde hace de menos dos sexenios. Bueno, dicen que en éste son capaces de robarte los calcetines sin tocarte los zapatos y… Aquí termina la irrupción, porque el amanuense es de tirada larga.)

El Ícono del Egeo decidió aplazar su visita luego de saber que el presidente Enrique Peña Nieto, equivocó las ordenes al ejército y en lugar de enviar soldados y cañones al martirizado Tamaulipas, estado donde el narcotráfico impera, entre varios otros, los mandó a Oaxaca para reprimir a los maestros que no acatan su reforma disque educativa. Además, todo con un costo altísimo para un país que se encuentra cerca de la quiebra.

“Nunca había visto una nación como la mexicana -dijo a sus dos amantes en la sacra intimidad del lecho-, una nación en la que, uno tras otro, los gobiernos nacionales y estatales parecieran competir en haber cuál saquea más y mejor al país o al estado, y todo de cara a una población tan adormecida que no parece percatarse de que se hunde en la pobreza. El futuro es incierto para la otrora orgullosa Tenochtitlán”

No se sabe lo que, acaso, contestaran sus compañeras de sudores –en Creta el clima es sofocante-, pero es probable que la cubana dijera que “los yanquis imperialistas mucha culpa tienen de lo que ocurre en nuestra América, oye bien lo que te digo, chico”, mientras que Ariadna, con su sapiencia milenaria, opinara que culpa es de la sangre latina que hay en sus venas “y bien que se sabe que Rómulo y Remo eran muy ladrones”.

Van algunas precisiones para captar el alcance del juicio de Ariadna y el por qué de su tirria con los latinos. Resulta que Romulus, una vez en el trono de lo que ahora es la capital ítala, vio con espanto que no había suficientes mujeres para crecer la ciudad –además, las que habían estaban muy feas-, por lo que decidió raptar unas cuantas vecinas, doncellas o no, para darle gusto a la creación de lo que hoy sería una ‘masa poblacional’.

En el centro del lienzo El rapto de las sabinas de Jacques-Louis David (Louvre) aparece una dama con los brazos abiertos. Pues la joven es nada menos que Hersilia, la que sería después esposa de Rómulo. El problema es que también era sobrina de Ariadna, y el fundador de Roma no sólo la raptó, sino además se llevó consigo el tesoro de la noble, y los delitos patrimoniales sí que enfadan a la de Creta, sobre todo si le atañen.

Pero volvamos a la postura del Héroe. Razón tiene en decir lo que dijo. Peña Nieto no sólo hunde al país en la pobreza, sino que ahora atenta contra su vida: los médicos del Seguro Social denuncian por todo el país la alevosa privatización del sector salud; denuncian el ruin desabasto de medicinas y la falta de médicos en los hospitales públicos. Hoy la piel de la nación está cundida de llagas; hay pus por todas partes.

Las denuncias de los médicos públicos del país acusan al gobierno federal y al de los estados de las muertes que, en los últimos años, ha causado la amañada falta de medicamentos y de infraestructura médica. Desde hace doce años, por citar un caso, el nuevo hospital general de Cancún, está en edificación y todavía no se tiene fecha de entrega, pese a la multimillonaria inversión que se ha hecho.

Desde el punto de vista del Señor del Mediterráneo –una visión siempre atinada, claro- la única posibilidad que tiene el país cuna de Juárez o de Lázaro Cárdenas, por sólo citar dos notables, es la de echar atrás las reformas maquinadas por la presidencia y replantear una nueva República, como han hecho Francia, Italia y otras naciones. Si las leyes están pervertidas, de poco o nada sirve hablar de un ‘estado de derecho’.

-Cierto que no todos los planteamientos que sustentan las reformas están erróneos –interviene El Escriba, fastidiado por la espera-, pero el gobierno federal no tiene legitimidad moral para sustentarlas. La profunda corrupción del sistema de poder en México, de los municipios a Los Pinos pasando por los partidos políticos, hace que en estos momentos las reformas en marcha resulten inviables. Van al fracaso y ya cuestan vidas.

Estas ideas rebasan la agudeza de Teseo, pero sería incivil no glosar su viaje a Chetumal, tras las horas que invirtiera en llegar a la frontera. En Quintana Roo y en otros estados, el PRI fue defenestrado del poder y el tránsito de un gobierno a otro no ha sido terso. “es ríspido y mucho -dirán algunos- pues a nadie gusta ser defenestrado, y más si la ventana es alta o estrecha, lo que es muy molesto además de peligroso.

Las trifulcas ocurridas en la sede del congreso estatal, tras de que policía reprimiera a decenas de civiles que querían evitar que la diputación liderada por el PRI modificara la constitución para, alegaban, “blindar” al saliente gobernador, llevó a la crisis al otrora llamado “pueblo quieto”. Sobra decir que los índices de popularidad de Roberto Borge están por los suelos y que una buena parte de la población los quiere ubicar aún más abajo.

Como no era cosa de andar dialogando si se tienen policías estatales y granaderos, las explicaciones oficiales fueron pocas y más bien bruscas, que eso de andar conjugando verbos y cuidar la sintaxis no es lo suyo. Con todo y la protesta popular, buena parte del trabajo legislativo fue cubierto, aunque la historia aún no acaba. Ah sí, la culpa de todo es de Carlos Joaquín, el electo gobernador, y del PAN y del PRD y de su chusma malandrina.

Entre las bondades del amplio paquete legal aprobado por los diputados está el aval para que el Municipio de Solidaridad, el más endeudado del país, contrate nuevos créditos hasta por mil 30 millones de pesos –unos 300 más a la deuda actual-, y todo animado por la bondad característica del PRI para con la oposición, pues el nuevo ayuntamiento no debe tener problemas de liquidez a su llegada. ¡Hosanna en las alturas!

Mas como suele ocurrir, no faltan aquellos que, guiados el más abyecto recelo, arguyan que la autorización del crédito fue para cubrir el boquete que dejara el costo de la campaña de don Mauricio Góngora, el candidato que no ganara los comicios o, si se quiere, el que llegó en segundo lugar. Eso sí, derrotó y por mucho a José Luis Pech, de MORENA, por no hablar de Rogelio Márquez Alejandro Alvarado. Puesto así, no le fue tan mal.

Pues tal es el panorama que halló Teseo en Chetumal. De manera filosófica supuso que si todo parto es difícil, el adviento de un gobierno que se anuncia honesto debe serlo más y, cauto, tras ver las fotos de la gresca, decidió que lo mejor era comprar un casco. Uno bonito. Leyó que a dos mujeres, una insurrecta y otra policía, las habían lastimado en la reyerta, por lo que caviló que menudeaban los golpes bajos y debía cuidarse. (Continuará)

Bonus William Hill
Bonus Ladbrokes
Premium Templates