Cuenta tus horas: Beto Borge

El cambio es inminente
Imprimir

De constituciones, montes de Venus, diputados, libros y gobernadores ladrones

Escrito por Vibora. Publicado en Locales

El Minotauro

De constituciones, montes de Venus, diputados, libros y gobernadores ladrones

Por: Nicolás Durán de la Sierra

 “…También llegar a la cima prohibida,
y que resuene mi vocación inquisitoria”

Carlos Pellicer

JerjesyLEONIDAS2017

En el Salón Azul del dédalo, destinado por El Minotauro para airear querellas domésticas, Marilyn Calipigia argumenta el por qué la educación pública de Creta debe ser obligatoria y gratuita, como en Cuba, si se pretende el progreso del pueblo, incluidos los de la grey de Esparta, oscos vecinos que de no hallar con quien pelear, lo hacen entre ellos con el loable fin de seguir como selecta minoría isleña; conscientes ellos.

      En realidad, en la Hélade, en el antiguo mundo heleno, se les tenía más que como excelentes guerreros, como irredentos brabucones que sólo podían pensar con el acero en la mano. Cierto que atajaron a Jerjes I en las Termopilas, pero fueron los de Atenas los que al fin regresaron a patadas a los persas a Mesopotamia, aparte de que en la tropa defensora había más tebanos y tespios que espartanos. Pelillos a la mar.

      Sucede que, como suele ocurrir cuando Hollywood decide adaptar la Historia a sus tramas, la verdad es escondida bajo el tapete por los guionistas. No hay duda de que Leónidas sí que era gaio –máre-, pero luego de repatriar con el pie a los persas, un tal Alejandro Magno tomó Esparta sin mayores gestos. De seguro no vio la cinta 300, dirigida por Z. Snyder en 2007 con base en el comic homónimo de Frank Miller.

      Mas dejemos las antiguallas para regresar al Salón Azul, donde la cubana, con ímpetu digno de Fidel Castro, aún no finaliza su ardiente discurso en pro de la educación pública. El Héroe, todo paciencia, por una tronera mira caer la tarde en el Egeo; Ariadna, no tan sufrida, se entretiene con un par de finos listones, uno rosa y otro azul, calculando cuál de los dos colores queda mejor ensortijado en su bajo vientre.

      Se avisa a las lectoras y al lector fisgón o quizá de gustos eróticos flexibles, que cada vez los hay más, que el adornar el vello íntimo con cintas coloridas está muy de moda en Creta. Hay las que gustan del macramé para sumar más tonos, pero el tejido resulta espinoso sobre todo si se hace en soledad, que en compañía otro muy diferente es el cantar, aunque casi nunca se termina por completo la labor.

      Hay montes de Afrodita tan visitados que, para conservar su atractivo, tienen que presentar novedades a los visitantes sobre todo si son frecuentes. Se cuenta que María Antonieta, la de Napoleón, dejaba su monte desmedido, sin tala alguna, porque al Gran Corzo le gustaba el turismo de aventuras –la visitaba entre guerras, que muchas eran- pero con todo y eso, se trata de casos poco frecuentes.  

      En la cuenca del Mediterráneo las mujeres saben que sus propios montes de Venus o de Afrodita deben estar limpios para no perder gracia. Se dan casos en que, por exagerada tala, la visita al se convierte en experiencia espeleológica para exploradores osados. Las grutas, sin duda, tienen atractivo, pero por lo general se busca un paisaje completo ya que, a fin de cuentas, la ladera siempre termina en sinuosa oquedad.

      Por cierto, metidos en sinuosidades o tortuosidades, para decirlo con propiedad, resulta que en unos días, según dijera Eduardo Martínez Arcila, presidente de la XV Legislatura, un grupo de diputados irán a la capital del país para charlar con Raúl Cervantes Andrade, titular de la PGR, no sólo para pedir más genízaros para el Estado pues los cárteles están desbocados, sino también con una finalidad política.

      Pedirán explique por qué no han iniciado acciones serias y prontas contra el exgobernador Roberto Borge, pese a las numerosas y justificadas denuncias en su contra, tratándose como se trata de un caso similar al del exgobernador Javier Duarte, quien está siendo buscado hasta fuera del país. “Tal pareciera, dice Martínez Arcila, que existen acuerdos entre el poder federal y el exgobernador de Quintana Roo”.

      Atinada opinión la del diputado, ya que el proceso contra Borge no depende de la voluntad de la instancia judicial ni de la labor policial, sino de cómo quiera el de Los Pinos resolver el asunto y todo apunta a que con la caza de Javier Duarte el capítulo “gobernadores escarmentados” quedará cerrado. La justicia, como siempre, bien puede esperar. Pobre Quintana Roo, hay será pa’la otra...

      Hay de menos una decena de denuncias contra Roberto Borge y sus cómplices, que fueron muchos los que terciaron en el saqueo, y ello prueba el interés del gobierno de Carlos Joaquín por no dejar impune el brutal atraco, pero eso no basta para que haya justicia. Por principio hay que barrer la corrupción como se barre la escalera: de arriba para abajo. Mientras, pobre Quintana Roo, hay será pa’la otra...

      Enfrentar la corrupción y sobre todo la impunidad sería apenas el principio, porque la podredumbre ha pervertido al Estado de Derecho, tan alardeado desde el palco oficial, y el gobierno que ha de venir, al que teme la sucia oligarquía que hoy está en el poder, tendrá como tarea prioritaria el rescatar nuestra Carta Magna y nutrirla otra vez del claro espíritu del legislativo de 1917.

      Aquella, la del 17, fue una de las más avanzadas de su tiempo en la salvaguarda de los derechos civiles– sobre todo en lo que se refiere a Educación y Salud- y de la que algunos artículos sirvieron de modelo para otras constituciones del mundo, entre otras, la española; esa, la de hace un siglo, la nacida de la Revolución Mexicana, era una Carta Magna en verdad extraordinaria.  

      Pero se trata de antiguas glorias, que hoy nuestra Carta Magna no es ni sombra de lo que fuera y alejada de la pobre retorica oficial, la de hoy es burda estructura legal manejada por muchos años por turbios políticos que sólo buscan su provecho aun si va en perjuicio de las mayorías. Las disque reformas estructurales de Enrique Peña Nieto son ejemplo de este faccioso manoseo.

      Nunca como hoy legalidad y justicia habían estado tan distantes; nunca como hoy la Constitución Mexicana había devenido en tan evidente instrumento de expolio y escudo para los déspotas en turno. Nuestro marco legal sirve para proteger a los atracadores de la Nación y de los Estados teniendo al sufrido Quintana Roo como uno más de los ejemplos del derrumbe nacional.

      Dejando de lado estas nociones con que se pretende guiar a la nación, el lector ocioso tener algunas dudas, por ejemplo: ¿Dónde salió eso de llamar Mons Veneris al pubis femenino? Eso no siempre fue así. En la comedia Lisístrata (411 a C) de Aristófanes puede leerse: “estábamos desnudas, con el delta depilado…” En aquel tiempo se le decía así: delta. De hecho, Anaïs Nin, en su antología Delta de Venus, indica…

      Sospecho que eso es meterse en breña, por lo que será en otra ocasión que se aborde la cuestión lingüística. ¿Por qué el alegato de Marilyn en pro de la educación? La pregunta es Ad hoc al texto y no la otra, que implica honduras. Por no dejar, se recomienda la lectura de dicha escritora de sutil erotismo que, en contraste con Sade, ‘El Divino Marqués’, no habla del recto proceder de nadie, ni de látigos, monjas o sacerdotes.

        Tocado el tema, Donatien Alphonse François de Sade, conocido también como ‘El Divino Marqués’ -André Bretón-, antes que ser encerrado por años en la tan histórica como atroz prisión de La Bastilla, en Paris, debió ser atendido por psiquiatras expertos. Lo salvó la Revolución Francesa, que de no ser así la Santa Madre Iglesia, que lo incluyó en 1787 en elIndex librorum prohibitorum, se lo hubiera escabechado.

        En virtud de que por andar por los perifollos, esto es con rodeos, la columna llega a su fin, queda para la entrega por venir explicar la razón del discurso de la bella cubana y de la paciencia del Héroe, que lo que es Ariadna desde hace rato que se adorna ‘el jardín’, como llamara Rabindranath Tagore al pubis, según consta en la obra homónima, aquella que dice “Señora, para ser feliz hazme jardinero de tu jardín…”

Bonus William Hill
Bonus Ladbrokes
Premium Templates