Cuenta tus horas: Beto Borge

El cambio es inminente
Imprimir

Académicos “patito” presume Ángel Rivero

Escrito por Vibora. Publicado en Viborianus

Viborianus

Victoriano Robles Cruz

Académicos “patito” presume Ángel Rivero

¿Podría el manto de la mediocridad también presumirse, para cobijar a los otros? ¡Promueven espejitos! Miserablemente la universidad de Quintana Roo, en su página en línea, nos presume del premio que dos “académicos” han obtenido (http://saladeprensa.uqroo.mx/noticias/3163-premio-outstanding-research-award-para-profesores-de-la-uqroo/). Por cierto, el Rector Ángel Rivero lo comparte –seguramente también muy orgulloso- en su Facebook. ¿Cinismo o desconocimiento?

El que la UQROO presuma este logro, es la mejor evidencia de la pobreza (por decir lo menos) del nivel que a nuestra máxima casa de estudios ha llegado con esta burocracia priista. El supuesto “premio” obtenido por Edgar Sansores Guerrero y Edith Navarrete (quienes por cierto ya tiene una larga fila de acusaciones por deshonestidad académica, sobre todo en la asesoría de tesis de sus estudiantes, ya dilucidados en Viborianus), es el  Outstanding Research Award, obtenido en el The Global Conference on Business and Finance, organizado por el Institute for Business and Finance Research. ¿Suena impresionante? Veamos qué es este evento.

1)    En el mundo académico, cada vez es más frecuente la proliferación de eventos que tienen más el enfoque de negocio que realmente académico. El Global Conference on Business and Finance es uno de ellos. Nunca encontraremos entre sus participantes a académicos de jerarquía, por ejemplo: del ITAM, CIDE, COLMEX, etc. Por una razón: los académicos de prestigio suelen rehuir este tipo de eventos, pues al participar en ellos demerita bastante su prestigio. Este evento funciona como negocio. Véase el apartado de “cuotas” en la convocatoria de 2016 (Anexo 1). Los profesores Sansores y Navarrete debieron pagar cerca de 9 mil pesos por poder participar en este evento “Académico”. (ver:http://www.theibfr.com/PDF/call-costarica-2016-esp.pdf)

2)    A pesar de todos los nombres pomposamente puestos en inglés, en realidad casi todas las presentaciones son en español y, la mayoría, enviando una presentación en PPT por internet. Los profesores Edgar Sansores y Edith Navarrete presentaron su trabajo sin asistir al evento, en español y en una presentación de Power Point de 12 láminas de contenido. Su “ponencia” puede consultarse en el sitio del evento: (http://www.theibfr.com/internet.htm#Spanish_Session)

3)    La página de la UQROO nos presume con mucho orgullo que “Este premio es entregado cada año y tiene como objetivo reconocer las investigaciones de alta calidad en todas las áreas de las ciencias administrativas, contables y financieras.” Lo que no nos dice es que ese mismo el Outstanding Research Award se entregó a… ¡otros 273 participantes! (claro, si realizaron los debidos pagos). 

Para que quede claro: Es un “premio” que se compra y, por ello, nunca encontraremos ahí a los académicos de prestigio en México. (quien desee corroborar la cantidad de “ganadores” delOutstanding Research Award, puede contarlos de la página 56 a 64 del documento existente en el sitio: http://www.theibfr.com/ARCHIVE/program-Costa%20Rica-2016.pdf

4)    Cuando un académico participa en un evento y recibe un premio, lo normal es que éste incluya, además del reconocimiento, una cantidad monetaria. En este caso, esos 275 “premiados” lo único que reciben es la posibilidad de publicar en las revistas asociadas al evento, su trabajo, pero… debiendo pagar primero una cantidad nunca menor a los 300 dólares. (Véase el anexo 2). Igual puede consultarse la tarifa en http://www.theibfr.com/dsubmission/dsubmission.htm

Todo se obtiene pagando: la participación, el “premio” y la publicación.

Así, ¿de estos “académicos” es que la UQROO de Ángel Rivero está orgullosa?; ¿de personas deshonestas que compran reconocimientos “patito”? ¿Esos son los “académicos que enseñan a nuestros jóvenes a hacer investigación y les trasmiten valores?

Es inevitable en este punto, recordar que precisamente Edgar Sansores Guerrero fue quien, como Director de División de la DCSEA impuesto por Elina Coral y protegido por Ángel Rivero, llevó al despido de los académicos Fred Wallace; Christine Carton; Sadri Slim y, Carlos Iván Campos.  Todos ellos con doctorados obtenidos en Universidades de prestigio de Europa y Estados Unidos. También fue Edgar Sansores quien operó el despido (finalmente revertido por absurdo) de 3 académicos con doctorado e integrantes del Sistema Nacional de Investigadores de CONACYT: Luis Cabrera; René Lozano y Maribel Lozano. Pareciera que se trata de sustituir a académicos de verdad, por simuladores de profesionales.

Y por cierto, los puestos de esos académicos despedidos, fueron dadas por Ángel Rivero a otros profesores que hoy están cobrando en la DCSEA. Les dejo una encuesta a mis lectores sobre quiénes creen que ocupan hoy esos puestos de profesores, tiene dos opciones a elegir:

a)    Personas con doctorado, integrantes del Sistema Nacional de Investigadores;     

b)    Personas sin experiencia en la academia, sin doctorado, con maestrías en institutos “patito”, pero fieles miembros del PRI.

La respuesta a esta pregunta (y todo lo que hay detrás) será motivo de una próxima entrega.

La hora del cambio.

“Y a través del voto ciudadano, la capital de Quintana Roo mandó un mensaje a todo su territorio.

Como en ningún otro lugar del estado, el sufragio chetumaleño le cerró el paso a su opresor y lo echó del gobierno.

Y eso es lo que vengo a celebrar hoy con ustedes.

Que esa guerra de votos en la que Chetumal apabulló a quienes la retaron, hoy se convirtió en una nueva esperanza,

Una nueva esperanza de un cambio con rumbo y responsabilidad.

Una nueva esperanza de un Quintana Roo más parejo y solidario, con oportunidades para todos.

La alta responsabilidad que ustedes me confirieron con su voto, me compromete a trabajar intensamente porque esa nueva esperanza se vaya convirtiendo en realidad.

Me compromete a actuar con vocación de servicio, con decencia, con honestidad.

Y aquí delante de mis hijos, de mi esposa y de mi madre, empeño mi palabra de ser un gobernador que escuche, que esté cerca de la gente.

Un gobernador que rinda cuentas y transparente lo que hace el gobierno.

Un gobernador que respete a sus gobernados y tenga una conducta honorable y tolerante.

Un gobernador que cuide el dinero de los quintanarroenses y lo aplique con legalidad y eficiencia en mejorar su calidad de vida.

Que cuide y rescate el patrimonio cultural, natural e histórico de nuestro Estado.

Que actúe con justicia y con firmeza.

Que trabaje intensamente en devolver la paz y la armonía.

¡No les voy a fallar!”

NR: Por un tiempo y dado el distractor electoral, nos mantuvimos por un tiempo observando el desempeño de las autoridades de la Universidad de Quintana Roo. Las cosas lamentablemente no han cambiado, se niegan a dar el salto cualitativo, nadie busca el rebote por la excelencia. La burocratización sigue sus efectos nocivos para tan importante institución educativa.

PD.- ¿Cuánta tristeza reúne a muchos profesionales por el desencanto con esta institución educativa? ¡Hasta cuando!

www.facebook.com/viborianuscolumnaEsta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. @viborianus  www.viborianus.com

Bonus William Hill
Bonus Ladbrokes
Premium Templates