Cuenta tus horas: Beto Borge

El cambio es inminente
Imprimir

Chiquillos… y la grandeza

Escrito por Vibora. Publicado en Viborianus

Viborianus

Victoriano Robles Cruz

Chiquillos… y la grandeza

mora CJ2017A

Las sacudidas por la replicas no cesan, aunque ésta brusquedad tiene como epicentro la costa, frente a las entidades de Chiapas y Oaxaca; sin embargo, también vibra en la Ciudad de México, produce tensión entre los defeños y zonas aledañas, pocos descansan a gusto. La zozobra está apoderada de los ciudadanos, muchos edificios quedaron dañados por el sismo del 19-S y los riesgos de derribarse persisten, los peligros no disminuyen, ni ofrecen tranquilidad. Suelen ser reacciones naturales y típicas ante estos fenómenos. Ya llegará la calma, también nosotros lo deseamos.

Estos fenómenos telúricos siguen desnudando al grupo de políticos, a esa sociedad enquistada en el poder, desde hace ya varios años, algunos con varias décadas, lo indiscreto es que: sin algún hecho duradero de beneficio popular, ni una decisión admirable, sin beneplácito social; por el contrario, si han votado por elevar tarifas eléctricas, de combustibles, de gas doméstico y del agua dizque potable; por otras tarifas arancelarias que impactan la economía de los menos favorecidos. La clase política ha servido a los intereses imperialistas antes que a los votantes, para los ciudadanos ha significado una miserable burla, humillante, pues no hay congruencia entre los actos y sus mensajes.

También los ciudadanos, víctimas de la desgracia, han sido testigos, y así lo han denunciado: del oportunismo presidencial y de los partidos políticos, de la ineficacia gubernamental. Los testimonios para los referenciales son los eventos que les castigaron, como los sismos de Chiapas, Estado de México, Morelos, Oaxaca, Puebla, Tabasco y a la Ciudad de México. Si por un lado hemos observado la gallardía, la apostura ciudadana, ofreciendo el pan de la cena para que las victimas coman, de igual manera vemos a las autoridades atónitas y pasmadas. Su tamaño se lo devolvió la realidad, se achicaron, se convirtieron en chiquillos frente a la emergencia y, peor aún, más deleznable… mienten y lucran con la tragedia, de la mano de medios electrónicos irresponsables. ¡Oportunistas políticos ante la desgracia!

Somos testigos, otra vez, de como la población se anticipa y toma el liderazgo en las acciones voluntarias de salvamento y acopio previamente al gobierno, la organización de cada vecino, de quienes aún siguen bien y se solidarizan con quienes sufren las consecuencias de los gritos de la naturaleza, por los sacudones destructivos; han sido ellos –la población- quienes con voluntad humana obtienen el liderazgo en la remoción de escombros, en la ayuda humanitaria para con nuestros hermanos hoy sufriendo las inclemencias de la tierra.

Mientras unos actúan, sirven, apoyan, haciéndolo con gran respeto, con grandeza; a otros no les parece un momento de tristeza ni de duelo, por las miles de víctimas. Desde quienes perdieron la vida hasta aquellos que se quedaron sin techo. De quienes quedaron heridos, sin familia, cientos de niños huérfanos… ¿Quién cuidará de ellos? Si les escamotean los apoyos voluntarios de la población, no podemos imaginar tanta porquería, tanta insensibilidad, tanta agresividad de los aparatos de gobierno, ante el dolor, como para también lucrar políticamente con ello. Etiquetando los apoyos como si fueran donados por el gobierno, cuando son donativos de la población. También el impedimento, la irrupción, por qué entorpecer el movimiento solidario de la población, para que los donativos sean entregados directamente a los afectados. ¿Por qué?

No importa lo que ha sucedido lo trascendente está en cómo reacciona cada individuo ante la adversidad. Resulta curioso, pero a la vez condenable algunas respuestas oficiales. La obstrucción agita estos momentos, desde el dificultar el voluntariado de la población para seguir coadyuvando en la remoción de escombros con la esperanza de encontrar los cuerpos sin vida o bien alguna persona aún viva; hasta la de querer manipular las donaciones de la población para beneficio de los poderes, como se ha señalado en el caso de Morelos con el gobernador Graco Ramírez y su cónyuge Elena Cepeda.

Millonario robo.

Si allá, a los políticos los ha desnudado el temblor del 19-S; aquí, en Chetumal, Quintana Roo, un partido de futbol en el campo 10 de Abril, ha descubierto, el viernes por la noche, la corrupción de un funcionario futbolista, Gerardo Mora, el director de la Comisión de Agua potable y Alcantarillado (CAPA). Quien sufrió los efectos de la delincuencia citadina, le proporcionaron un cristalazo a la suburban, su vehículo oficial, y le raptaron dos bolsas en una de ellas: una cantidad superior al millón 300 mil pesos, y en la otra, una laptop, según información preliminar policial.

El problema hubiera quedado oculto si no es por su desesperada movilización, debido a la gran cantidad de recursos que poseía. Varios hechos suman la indiscreción de los funcionarios de CAPA: por qué la justificación hasta el domingo, la falta de denuncia, el choque de un taxi en la desesperada persecución, presencia de armamento de los conductores, detención policial de los choferes, entre otras inconsistencias no explicadas. ¡Pocos pueden creerle!

Luego de conocerse el hecho delincuencial el funcionario fue convencido -dos días después- para ofrecer su versión y corregir la información que ya circulaba por las diversas redes sociales. Sin embargo, en lugar de dirigir el comunicado para aclarar la posesión de la millonaria cifra, intentó desmentir el robo millonario. Ni tocándolo, ni mencionándolo, como si no portara dentro del vehículo aquella cantidad. Los efectos, por el contrario, fueron peores que la medicina. Pronunciar una mentira acarrea la ola de muchas mentiras para querer enmendar el error, nadie le creyó la justificación por la vía de su enmienda. ¡Otra chiquillada! ¿Será otro acto de inexperiencia? ¡Ha trascendido que el millonario robo fue encontrado y devuelto!

Mientras… quienes pagan las consecuencias son los chetumaleños, quienes han sido amenazados de no tener agua tres días. ¡No explican tampoco el por qué!

PD.- “El que dice una mentira no sabe qué tarea ha asumido, porque estará obligado a inventar veinte más para sostener la certeza de esta primera”. Alexander Pope (1688-1744) Poeta inglés.

PD.- “El castigo del embustero es no ser creído, aun cuando diga la verdad”. Aristóteles (384 AC-322 AC) Filósofo griego.

PD.- La XV legislatura hizo chiquilla e insignificante a la titular del Sector Educativo. ¡Le quedó grande el corcel! ¿Hasta cuándo resultados en educación?

www.facebook.com/viborianuscolumna@viborianuswww.viborianus.comEsta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla." target="_blank" style="color: #1155cc;">viborianus@gmail.com

Bonus William Hill
Bonus Ladbrokes
Premium Templates