Cuenta tus horas: Beto Borge

El cambio es inminente
Imprimir

Orgulloso nepotismo.

Escrito por Vibora. Publicado en Viborianus

Viborianus

Victoriano Robles Cruz

Orgulloso nepotismo.

MACONGRESO2017

De la comparecencia del Oficial Mayor Manuel Alamilla se desprenden una serie de reflexiones preocupantes por el desempeño del servidor público y lo desinformado de los legisladores locales. En ambos lados mucha irresponsabilidad. ¡Pudiera ser también la complicidad! ¡Debe ser orgullo por la defensa a ultranza!

El Oficial Mayor no fue cuestionado por el arrendamiento de las patrullas que es un desatino mayúsculo y fuera de toda lógica razonable, porque es simplemente dinero tirado a la basura, que si fuese de sus bolsillos no tomarían decisiones de esa naturaleza; no se le cuestionó tampoco por el famoso y carísimo software de la SEFIPLAN muy cacareado por el secretario Vergara, trecientos ochenta millones de pesos, no es ni será, un asunto menor.

En el caso del software vale la pena destacar, que el secretario Vergara en su momento declaró que estaba realizada la erogación en la época de Juan Pablo Molina Guillermo, su antecesor, pero que no existía en la práctica esa herramienta administrativa. Nada se nos ha dicho de las responsabilidades determinadas por esa enorme erogación que no dejó algún beneficio público.

En el caso del arrendamiento de patrullas y del propio software debe existir licitaciones por los montos erogados, mismas que previamente debieron haberse publicado en los periódicos de las fechas y en COMPRANET. Nada de eso se cuestionó. ¿Cuál es empresa la alquiladora de patrullas?

Pero si se centraron en los uniformes que mantienen un tufo de corrupción y amiguismo por ser beneficiada con esa enorme adquisición una empresa poblana (hipotéticamente), el señor Alamilla apenas balbuceaba explicaciones improcedentes, responsabilizando del incumplimiento de la entrega de los uniformes a los temblores que dañaron al país (jijiji), aunque la fecha fatal de la entrega de los uniformes era mucho antes, finales de agosto para ser precisos.

Los argumentos del Oficial Mayor, además de pueriles sonaron a burla para el congreso estatal, ¿qué procesos mentales desarrollará Manuel Alamilla para sin rubor exponerse al ridículo con tamaña estulticia?

Otro tema, fue la contratación de su esposa la señora Tristana Hernández Villegas, como funcionaria destacada de la administración estatal y en donde, se presume que, se configura la figura de nepotismo, la cual es una falta grave señalada en la Ley de responsabilidades de los servidores públicos del estado. Por un lado, el Oficial Mayor aceptó que su señora trabaja en el gobierno del estado como Directora de Imagen del Ejecutivo y del Gobierno del Estado, con un salario de ciento diez mil pesos al mes. Lo que nadie le preguntó por qué dentro del tabulador para definir el salario de cualquier Director, su señora esposa casi triplica ese sueldo, considerando que el sueldo de los Directores oscila entre 40 y 50 mil pesos al mes. Si quieren que eso no sea motivo de reclamo y censura, entonces que les homologuen el salario a todos los directores en vez de asignarlos por excepción. ¿Quién dice que no se puede?

El dinero no sale de los bolsillos del Oficial Mayor ni del Ejecutivo Estatal, son contribuciones ciudadanas sujetas al imperio de la ley y al escrutinio ciudadano y no al contentillo de relaciones personales, simpatías o preferencias laborales.

Al tocar el tema de Juan de la Luz Enríquez Kanfachi, un personaje del que todos han oído hablar diariamente, pero que nadie ve en las actividades de gobierno asumiendo responsabilidades o encarando los retos con los que tiene que lidiar el ejecutivo estatal, dada la evidente incapacidad de la mayoría de los integrantes de su gabinete, aceptó que el inasible e inefable personaje cobra ciento veinte mil pesos al mes, sin que se establezca en mérito de que los cobra.

Todo lo anterior puso de manifiesto la falta de habilidades, conocimiento de los marcos jurídicos que establecen y rigen las actividades del servicio público, lo cual sólo estaría acreditando lo que la sociedad sabe, el Oficial Mayor dista de ser el servidor público que el gobierno del cambio requiere y que necesita particularmente el ejecutivo estatal, no obstante, lo que disparó todas las alarmas fueron las declaraciones del propio ejecutivo del estado reiterando los absurdos del señor Alamilla, dijo que la esposa de Don Manuel Alamilla no trabaja para el gobierno, entonces que actualicen su portal porque al día de hoy 28 de septiembre, día del asalto al DIF de Benito Juárez,  aparece la Licenciada Tristana Hernández Villegas como titular de la Dirección de Imagen del Ejecutivo y el Gobierno del Estado, a menos que haya querido decir otra cosa y la muina lo hizo hablar sin reflexionar, como le ocurre invariablemente a su subordinado Manuel Alamilla. Y, si eso no es nepotismo, entonces recae en la causal de tráfico de influencia. ¿Cómo la ven? En el caso de Enríquez Kanfachi el gobernador alcanzó a manifestar que es asesor y que ha probado su capacidad y eficiencia. ¿Y los legisladores? ¿Ignorantes o cómplices?

Resulta que alguien le debe decir al ejecutivo del estado que los asesores cobran por contrato, que generalmente son anuales, a través de los cuales se establecen las responsabilidades u obligaciones, del asesor de que se trate, así como los motivos que causarían la recisión del contrato que lo une al gobierno del estado, y derivado de ello el oficial mayor debería establecer las necesidades, requerimientos, perfiles, y experiencias en determinada materia para que se analice; y si el monto lo amerita licitarlo con las formas de ley.

¿En que es eficiente o capaz el señor Juan de la Luz? ¿Qué tipo de trabajo oferta con su asesoría? Porque no le paga el ejecutivo de sus recursos propios, le paga con recursos de la ciudadanía, con sus contribuciones y tiene derecho de saber en qué y cómo se gastan esos dineros; y el ejecutivo y demás colaboradores tienen la obligación de informarlo, les guste o no, es la ley y se nos aplican sanciones a los ciudadanos cuando infringimos las que nos atañen, ¿por qué a ellos no? ¿y los legisladores?... ¡haciendo mutis!

De mal en peor las comparecencias y muy decepcionantes conductas y declaraciones de los empleados del pueblo, que parecen hacerle un favor cuando se les cuestiona por las responsabilidades que asumieron y por las que se asignan sus generosos salarios, que jamás han sido puesto a la consideración y autorización del Patrón Pueblo.

PD.- En el congreso, la mejor evidencia de su descomposición, dependencia del ejecutivo, falta de autonomía y la aversión hacia lo quintanarroense, lo ofreció el contador Joaquín Oliva Alamilla, quien preside la Asociación de profesionistas del Estado Quintana Roo. El vídeo circula por toda la red. ¡Enhorabuena por la gallardía y sensatez!

PD.- Profesionistas de Quintana Roo han iniciado una lucha social y jurídica por el nombramiento de Aida León Canto, como titular del Órgano de Control Interno (OIC), de la Fiscalía General del Estado (FGE), pues las irregularidades e ilegalidades para su designación, marcan predominancia en el proceso. ¿Por qué la recurrente violación a la Ley Orgánica de la Administración Publica y a la Constitución? Inobjetablemente amañado y con “dados cargados”, en favor de la profesionista. Yucateca, con dos meses de residencia en Quintana Roo. Un insulto para la inteligencia de los quintanarroenses.

www.facebook.com/viborianuscolumna@viborianuswww.viborianus.comEsta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla." target="_blank" style="color: #1155cc;">viborianus@gmail.com

Bonus William Hill
Bonus Ladbrokes
Premium Templates