Cuenta tus horas: Beto Borge

El cambio es inminente
Imprimir

Qué le dice el comal a la olla…

Escrito por Vibora. Publicado en Viborianus

Viborianus

Victoriano Robles Cruz

"Qué le dice el comal a la olla"

COMALYOLLA2017

Expresión recuperada de nuestra infancia rural, del cocinar a la leña entre las piedras, cuando mejora la situación en el fogón. Los utensilios reciben el fuego directo y por igual quedan ahumados. Ahora compartimos estas expresiones sobre los absurdos. Disculpen el reiterado momento.

Resulta que Julián Ricalde Magaña un impresentable político, corrupto como el que más, tuvo el cinismo de “ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio”, un fulano que fue celebrado por sus iguales, por los golpes propinados a otro impresentable político del estado Félix González Canto. ¡La belicosidad tuvo hasta porras!

De pena ajena, la apasionada defensa de la señora Irma Ayuso, que llevada a pasear a Isla Mujeres con cargo al erario de Quintana Roo, celebra al rijoso, pendenciero, bravucón, porro isleño, que con su política rupestre más que ofender a otro corrupto igual a él, nos reitera la conformación de un gabinete mediocre y sin disciplina.

Habían muchas maneras inteligentes de significar y hacerle sentir la inconformidad y desprecio de la sociedad quintanarroense al “cenador” González Canto, por su trayectoria de corrupción y abusos en su paso como presidente municipal, gobernador y ahora en el senado de la república; rechiflas, mantas, etc. que es un socorrido método de expresión política muy antiguo, aunque el evento no era el adecuado ya que la celebración del estado es un llamado a la concordia colectiva; pero las hormonas isleñas de ambos sujetos pudieron más que sus escasas neuronas y le echaron a perder la fiesta al ejecutivo estatal.

No se nos olvide como se las ingenió el propio Félix González Canto, para significar el pésimo desempeño de Joaquín Hendricks y lo consiguió con dinero público y con un congreso genuflexo, que tuvo precio, a fin de que Joaquín Hendricks fuera declarada persona “non grata” en el recinto del congreso y aparte de ello en cualquier acto público donde se presentaba era recibido con una sonora rechifla.

La señora Irma Ayuso olvida, muy convenientemente, cuando los propios correligionarios de “Juliancito Bravo”, hartos de las improcedentes exigencias y solicitudes de dinero, que como presidente electo Ricalde Magaña les realizaba, decidieron exhibir sus extorsiones y a través del timorato presidente de ese entonces Jaime Hernández Zaragoza;  un 10 de febrero del 2010 lo filman entregándole dinero (3 millones de pesos) a la usanza de aquel ambicioso Bejarano “El Señor de las ligas” y ponerle fin a sus extorsiones.

El cerebro detrás de aquella marrullería fue el Director de Desarrollo Municipal de Cancún, Reséndiz, otro tipejo que valiéndose de la estrechez mental de Jaime Hernández lo utilizó para deshacerse de ambos, quienes le impedían comerse solo el pastel de Puerto Cancún, hoy día ya sabemos que, por las diferentes denuncias presentadas contra el tal Reséndiz, le tienen bloqueadas las cuentas bancarias y embargados los departamentos obtenidos fraudulentamente en esa privilegiada zona.

Si se leen con atención, muchas de las expresiones de rechazo a ambos personajes hay una particularmente ilustrativa, el “trino” de un joven que dice haber sido alumno de Ricalde, en La Salle, y que le caía bien cuando llegaba a la universidad en un carrito viejo, casi siempre sin gasolina, pero que a partir de su paso como presidente municipal: pasó a carros de lujo, caballos de registro y propiedades por todos lados y se descubrió como lo que realmente era, todo un político corrupto.

Flaco favor le realizan al gobernador Joaquín las hordas lacayunas que defienden a su gamberro investido de secretario de gabinete, porque el ejecutivo estatal es corresponsable de la presencia de un sujeto de esa catadura dentro de su primer equipo de colaboradores; no hay que olvidar que el lugar obligado por ley de Julián Ricalde y su hermana Alicia, son los cabildos de Benito Juárez e Isla Mujeres respectivamente, donde debiendo ser regidores y luchar por las causas en las que exponían siendo candidatos a las presidencias municipales, están desajenados de la suerte de esos municipios, que alguna vez gobernaron y se desentienden de ellos, desde la comodidad, que le dan ser miembros de un gabinete que no termina de convencer con sus mediocres actuaciones a la sociedad que votó por un cambio.

Y aquí vale la pena pararse a reflexionar, en las razones, que tuvieron los ciudadanos de Cancún e Isla Mujeres, para rechazar a los hermanos Ricalde que ya habían sido presidentes municipales de esos ayuntamientos en el pasado; seguramente no lo fue por su desempeño probo y su conducta intachable.

Si los acontecimientos en la administración de Carlos Joaquín marcharan como debieran, Félix González Canto debería estar preocupado en preparar su defensa legal a fin de defenderse de todas las irregularidades y corruptelas cometidas en su administración, relacionarlas nos llevarían hojas, pero van desde el brutal e injustificable endeudamiento público, hasta la venta de terrenos a precio de ganga y las obras no ejecutadas con recursos federales, entre otras muchísimas cosas.

Sin embargo, viene con el manto de la impunidad y el cinismo, como vestimenta, a presentarse a un acto solemne y representativo del estado que inmerecidamente gobernó; y donde curiosamente la mitad de su gabinete anda amparado o prófugo de la justicia, como lo estaría él si no lo protegiera el fuero de senador.

Pero gracias al gabinete, que hoy ha conformado el actual gobernador, sólo hay tres pájaros enjaulados por méritos y casualidades de la fiscalía y se ve muy lejano que finalmente veamos justicia, que no venganza, por todas las arbitrariedades y saqueos que sufrió el patrimonio de los quintanarroenses.

Es deseable que el ejecutivo estatal se manifieste decididamente en contra de la actitud porril de su colaborador y actúe en consecuencia, en vez de emitir declaraciones tibias y alejadas de una postura, a la altura del respeto que merece el estado que gobierna, dejar de hacerlo puede sentar el mal ejemplo entre otros patanes incompetentes y corruptos que tiene también conformando su equipo de trabajo, ahí están Jaime Zetina González y Miguel Ramón Martín Azueta con reconocida fama de golpeadores de mujeres.

Los resultados a un año de iniciar el gobierno del cambio, son cuestionables; lejos de lo que ofrecieron y se esperaba, los índices delincuenciales a la alta, los hechos de corrupción públicamente señalados en las redes sociales y sin consecuencias, la ineficiencia se observa en la mayoría de las dependencias, las declaraciones absurdas a la orden del día, la impunidad sigue señoreándose por el estado y de colofón un patán haciendo su espectáculo personal por encima de los intereses de su propio jefe.

Finalmente, Joaquín Hendricks, halla la ocasión perfecta para desquitarse y expresarse, de que es reprobable la conducta de ambos sujetos que dicen ser políticos de nivel en el estado,

¿Y la suya como gobernante Joaquín, no fue reprobable?

 ¿No lo es el enriquecimiento “bienexplicable” de tus hermanos y esposa?

¿La pérdida el Centro de Convenciones de Cancún ocurrido dentro de tu administración no lo es?

¿El dinero desperdiciado en el monumento al ego en esa cosa que se llama Mega Escultura que es?

¿Este es el cambió que debemos esperar y nos merecemos los quintanarroenses?

PD.- “Es prudente no fiarse por entero de quienes nos han engañado una vez”.

René Descartes (1596-1650) Filósofo y matemático francés.

www.facebook.com/viborianuscolumna @viborianus www.viborianus.com Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla." target="_blank" style="color: #1155cc;">viborianus@gmail.com

Bonus William Hill
Bonus Ladbrokes
Premium Templates