Cuenta tus horas: Beto Borge

El cambio es inminente
Imprimir

La rebelión de los iletrados

Escrito por Vibora. Publicado en Viborianus

Viborianus

Victoriano Robles Cruz

La rebelión de los iletrados

MURALBORRADO2017Varias veces nos hemos cuestionado, otros colegas similares preguntas se hacen, muchos ciudadanos de igual forma buscan una explicación, para encontrar un posible descargo o una excusa que permita entender… dentro del sentido común, alguno de los motivos para cometer o caer en tantas torpezas desde el poder del “gobierno del cambio”. Serán involuntarios o contienen un objetivo planeado. Dice Buscaglia con relación al gobierno federal, que bien puede aplicarse a nuestro entorno: “cambiaron las caras, pero es el mismo horror”. Al final todo es una simulación. Bien, una rebelión para seguir haciendo lo mismo o peor. ¡Lamentable!

Si lo revisáramos desde el enfoque de la inexperiencia, pues los costos ya son muy elevados comparándolos con los aciertos. Ciertamente, dentro de la inexperiencia suelen ser normales los errores, pero todo aprendizaje tiene una línea, la cual describe el grado de éxito obtenido durante el aprendizaje en el transcurso del tiempo. Si lo viéramos gráficamente, es un diagrama en que el eje horizontal representa el tiempo transcurrido y el eje vertical el número de éxitos alcanzados en ese tiempo. Y, ya va más un año de aprendizaje con las torpezas, sí que sobresalen. Borrar los murales de los planteles del Colegio de Bachilleres, no se puede entender de otra manera. ¿Que nos lo expliquen con su estilo?

Si lo vemos desde el lado de la simulación, una costumbre muy de boga en los gobiernos y gobernantes. Nos ofrecen a los ciudadanos boletines y mensajes de un mundo en construcción, en su imaginario. Las respuestas que emiten provienen de un entorno en el que aparentemente todo está bien. Nos anuncian y muchos así lo perciben -sobre todo los del interior al gobierno-, que todo parece estar bien, aunque poco funcione en la realidad. Ni, que la mayoría de los ciudadanos lo percibamos como lo anuncian. Bien nos dejó Cicerón, sí aquel orador y político romano, una expresión, que acuña a modo para la ocasión: “Todas las cosas fingidas caen como flores marchitas, porque ninguna simulación puede durar largo tiempo”.

Para quienes tuvimos la fortuna de la docencia, siempre existirán escolares con menores resultados en el comparativo con el éxito, pero a ellos se les dedica una atención diferencial y mayor tiempo para facilitarles el aprendizaje, el compromiso pedagógico atrae una enorme responsabilidad; pues no son sus capacidades las traviesas, sino los distractores los que inciden en la dificultad, luego todos felices, los resultados se homogenizan. Pero en la “administración del cambio”, no se ven cuestiones similares, ni algún interés por mejorar los resultados. Y no se ve, no se percibe, sea solamente el matiz de la mediocridad, debe existir algo más. ¿La simulación convertida en el perfil ideológico?

La reprobación de la sociedad por esa burrada en los Colegios de Bachilleres ha sido unánime, como las “coincidencias” del congreso del estado, también unánime. Si se ha pretendido obligar a los autores, a los artistas, a conceder su autorización, para ya borrado el mural difundir esa simulada autorización; valdría recordarles, a esos imberbes, que esa sería otra grave torpeza; ya que la obra desde cuando la comenzó a pintar en un edificio público inmediatamente se constituye en una obra pública, en patrimonio de los colegios, en primera instancia; pero, además, esos murales están integrados en el catálogo del patrimonio de los quintanarroenses. ¿Por qué no someter a consulta pública, de los quintanarroenses, esa acción para que seamos quienes definamos tal borrado? Acaso no sería probo restaurarlo, rehabilitarlo, como se realiza con cualquier obra similar. Recordemos… el artista ya no es propietario de la obra artística pública.

Alguien se ha atrevido a realizar la revisión de los derechos de autor inherentes a la obra. Les compartimos, desconocemos al autor… solamente llegó el texto, solicito su comprensión. “Revisando algunos aspectos referentes a los derechos de autor existe lo siguiente: Existen tres formas de derechos de autor: el moral que le corresponde solo al autor y su obra; el derecho patrimonial cuando la obra se plasma en una superficie que no es de la propiedad del autor, o sea el plantel Chetumal Uno; y el de coautoría, que es cuando la obra se elabora con la colaboración de más de un artista, en este caso también participaron alumnos que a la vez son autores”. Para ganarse el respeto, la obra cultural merece respeto. ¿Y la sanción respectiva? ¡Seguiremos igual o peor en la granja!

La intencionalidad del título, refiere a la obra de la novela satírica del escritor británico George Orwell. Publicada en 1945. La Rebelión en la Granja. En la ficción de la novela un grupo de animales de una granja expulsa a los humanos tiranos y crea un sistema de gobierno propio que acaba convirtiéndose en otra tiranía brutal. La obra constituye un análisis de la corrupción que puede surgir tras toda adquisición de poder, en cualquier nivel. Así, el texto posee un posible doble nivel de interpretación. Le invitamos a leerlo, es un texto pequeño.

PD.- “Los animales, asombrados, pasaron su mirada del cerdo al hombre, y del hombre al cerdo; y nuevamente del cerdo al hombre; pero ya era imposible distinguir quién era uno y quién era otro”. Rebelión en la Granja. George Orwell (1903-1950): Escritor, novelista, ensayista y periodista inglés.

www.facebook.com/viborianuscolumna @viborianus www.viborianus.com Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla." target="_blank" style="color: #1155cc;">viborianus@gmail.com

Bonus William Hill
Bonus Ladbrokes
Premium Templates