Cuenta tus horas: Beto Borge

El cambio es inminente
Imprimir

Cuando no todo sale bien

Escrito por Vibora. Publicado en Viborianus

Viborianus

Victoriano Robles Cruz

Cuando no todo sale bien

encimadelaadversidad2017Desde luego que sí es frustrante no conseguir o alcanzar los resultados deseados u ofrecidos. A la secuencia de los malos resultados también se suma un estado de confusión mental, la cual finalmente, se puede observar en la conducta del individuo, cada vez más agresiva. Entre los jugadores de póker utilizan el término “tilt”, cuando su conducta varía por la pérdida de algunas jugadas. Entre los jugadores es frecuente esa variación de su conducta, por la animosidad de otros jugadores o simplemente la mala suerte tras algunas manos malas. Los jugadores con más experiencia aprenden a reconocer, en tiempo, cuando están experimentando un pre-estado de “Tilt” y logran evitarlo, controlarlo, por la experiencia pueden influir en la recepción de esas emociones e influir de forma positiva en su juego.

Mucha de las veces sucede con cualquier individuo, en su vida cotidiana, en su desempeño laboral, en el juego; puede ser la indisposición momentánea, un mal momento en un mal instante, lugar y tiempo; todos tenemos y pasamos por esos momentos, puede ser también consecuencia de una incorrecta planeación –cuando existe-, lo peor sería no planear el desempeño y entrar desarmado a la realización de una tarea que, demanda responsabilidad, al cien por ciento; porque allí los riesgos serán avasalladores. Las posibilidades de salir exitoso disminuyen. La tarea de alcanzar los posibles objetivos sería negativa desde el comienzo.

Son momentos en los que parece: hagas lo que hagas, todo sale mal. Sino totalmente adverso, sí, los resultados no son los esperados, por mucho que intentes para contribuir con solucionar la adversidad, el desastre o el revés; parece que solamente aportas para empeorarlo todavía más. Pero, esos momentos, no son fáciles de resolver, de salir avante, de rebasar los desaciertos; recomiendan hacer un alto, una revisión seria y con retrospectiva, buscar ayuda profesional, o al menos de expertos. Aprender a escuchar puede ayudar. No todo se resuelve con voluntad y menos sí esta va acompañada de la inexperiencia y la testarudez.

Los recientes problemas del colegio de Bachilleres, del Conalep, de los taxistas vs Uber, entre muchos otros. Los de la diabólica inseguridad pública. Todos estos, no se pueden visualizar de manera aislada, son consecuencia de ir posponiendo las decisiones, de ir poniendo curitas, cataplasmas y hasta pegotes, en síntomas que requieren de un profesional en esas cuestiones de salud política. Pero, pareciera les vale. Viven en su nicho, en su cápsula, en su imaginario mundo, en aquel prometido “gobierno del cambio”; y a pesar de que las respuestas y los resultados no llegan para la mayoría de los quintanarroenses, ellos dicen que sí. ¡Imagínese grato lector!

Dice un corte publicitario de la cadena de televisión FOX: “para conocer el infierno, primero hay que estar muerto”. Nada más cierto, en la zona norte de nuestra entidad estamos muy cerca, con tal cantidad de ejecuciones, ya son muchísimas las victimas que lo conocen, y con el mismo comportamiento la proyección nos advierte que serán muchísimos mas quienes conocerán ese infierno. Es decir que ser ciudadano de esa zona turística es la advertencia del paso subsecuente o inmediato para conocer el infierno.

Pero la seguridad publica podemos aislarla de momento, porque hablamos de la inexperiencia y la testarudez para cambiar las decisiones políticas, en espacios políticos y en momentos sumamente políticos. La crisis política que se vive, la notamos, la observamos, en redes sociales y en atrevidos portales de noticias. Lo que otros callan, en la complicidad; los ciudadanos nos lo hacen llegar por la vía de los testimoniales de imágenes y videos. También se percibe en los silencios oficiales y en una parcialidad informativa.

La actual administración enfrenta el desafío de renovarse, el optimismo nos presagia que aún tiene oportunidad de cohesionarse, unificarse, retomar los principios y valores, aquellos de los momentos de campaña, aunque sea con otros aliados partidarios, porque los actuales protagonistas salieron muy malos y tercos. Todavía son muchos los que creen que sí se puede reforzar los vínculos con los ciudadanos, las organizaciones civiles y las instituciones formales del gobierno, de manera que podamos continuar transitando el camino del progreso sugerido por los mismos quintanarroenses.

Para colofón: Todos tenemos momentos malos, pero la experiencia es insustituible, si te notas emocionalmente alterado por el motivo que sea, entra en “modo control de daños” y evita tomar decisiones importantes y “auto-destruirte” hasta que te recuperes. ¡Sal un momento de ti! Pero son sólo situaciones pasajeras, y tarde o temprano las cosas siempre vuelven a la normalidad. Hazte acompañar de la sensatez, del sentido común, de la tolerancia; olvida por un momento el sentido de venganza, sal del atormentado pasado yconstruye para el futuro. Cuando se invierte para el futuro todo sale mejor.

PD.- “Un obstáculo capital del progreso del género humano es que la gente no escucha a quienes hablan con sensatez sino a quienes hablan más alto”. Arthur Schopenhauer (1788-1860) Escritor, filósofo y pensador alemán

PD.- “La sensatez no conviene en todas las ocasiones; a veces hay que ser un poco loco con los locos”. Menandro (342-291 adc) comediógrafo griego.

www.facebook.com/viborianuscolumna @viborianus www.viborianus.com Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla." target="_blank" style="color: #1155cc;">viborianus@gmail.com

Bonus William Hill
Bonus Ladbrokes
Premium Templates