La tragedia la llevaron

Viborianus

Victoriano Robles Cruz

La tragedia la llevaron

BLACKHAWKUH60oaxaca2018

La maldición persigue a muchos miembros de la política. Tristeza les ofrecen a los oaxaqueños. Un ejemplo de ellos sucedió ahora en Santiago Jamiltepec, Oaxaca (16/02/2018). Aunque el sismo de 7.2 grados de magnitud ocurrido esa tarde en aquella región no dejó alguna víctima.(M 7.2 - 37km NE of Pinotepa de Don Luis, Mexico. 2018-02-16 23:39:42 UTC 16.646°N   97.653°W 24.7 km depth) La desgracia sí la llevaron, las autoridades, quienes, en un abuso de protagonismo, elevaron, por la noche, esos helicópteros de combate Black Hawk UH-60, con matricula 1071, de fabricación estadunidense, pues a ellos corresponde la responsabilidad de cuidar a la población.

Varios cuestionamientos surgen como consecuencia de esa irresponsable tragedia: ¿Quién ordenó el vuelo nocturno de esos helicópteros de combate Black Hawk UH-60? ¿Quién autorizó ese vuelo? ¿Él o los pilotos tienen certificación para vuelos nocturnos? ¡Es un requisito imperativo! Se sabe son muy pocos los profesionales certificados para vuelos nocturnos. ¿Por qué aterrizar en un lugar sin iluminación y que concentraba a personas, que huían de su domicilio por los temores de las réplicas del terremoto? Los vuelos nocturnos exigen aeropuertos controlados, ellos prevén todas las condiciones aeronáuticas, iluminación, torre de control, condiciones de comunicación, bomberos, equipo de emergencias…etc., etc. ¿Sabremos con detalles la verdad de la tragedia o como siempre será la verdad oficial y no la real?

¡Claro, de algo sí estamos seguros, no existió esa aviesa intencionalidad! Pero, si se cometieron algunas irregularidades, la racionalidad no se impuso, el imperativo de las precauciones no se acotó. ¿Cuál era la “emergencia” de viajar por la noche, en esos helicópteros de combate, si ya conocían de la carencia de víctimas? Toda esa región cuenta con medios de comunicación, los celulares y las casetas telefónicas existen, entonces: ¿cuál era el aprieto para viajar y aterrizar en un lugar con población y sin iluminación? Nos parece que algo no se hizo con el protocolo respectivo.

Con información recopilada en otras fuentes alternas y con conocimiento de estos aparaticos, compartimos: “Un simulador de vuelo para ese modelo de aeronaves fue comprado por la Armada de México por 16 millones de dólares, y fue inaugurado el pasado 2 de febrero de 2018, apenas 14 días antes del accidenteen el Centro de Capacitación y Entrenamiento para Tripulaciones de Vuelo, establecido en Veracruz (este)”. ¿Qué tanto entrenamiento, tiene esos pilotos, con esas aeronaves?

Desde luego, conocemos de las condiciones autoritarias entre ese gremio paramilitar. Allí, la obediencia es primero. ¿Cómo oponerse un simple oficial (piloto) al mando de una autoridad militar? Los riesgos son graves, las sanciones no sólo concluyen con el arresto, pueden significar la pérdida laboral y la descalificación e inhabilitación como piloto. ¿Cuáles fueron las condiciones reales de operatividad para que concluyera con la desgracia de oaxaqueños?

Sin la experiencia profesional, pero eso sí, con la consulta a expertos en manejo de helicópteros. Nos afirman: “la caída del aparato no fue de una altura de 30 o 40 metros, a esta elevación el aparato se hubiera destruido, sin embargo, el aparato está completico”.Suponen que, “el desconocimiento del área de aterrizaje, la falta de iluminación, la basura y/o polvo del área seleccionada para el aterrizaje, para el momento de asentar la nave; éstos factores, produjeron el fenómeno de vórtice, el cual impidió la visibilidad adecuada para el piloto y perdió el sentido de profundidad. En sí la caída del aparato al momento de depositarlo en tierra, chocó la cola y de allí las volteretas”.

¿Qué puede compensar todo ese dolor? Desde éste humilde espacio nos solidarizamos con las familias oaxaqueñas, principalmente con quienes componen los cuerpos de las víctimas. La pérdida, para varios, ha sido irreparable; y otros, continuaran su sufrimiento para toda su vida. Conocemos, cómo la tragedia de la irresponsabilidad hoy enluta a muchas familias humildes de nuestro México. ¡El abandono de las autoridades es y será la otra dolencia!  El protagonismo, la insensibilidad social y política, consecuencia de la irracionalidad, hoy nos trae a todos los mexicanos en estas condolencias que se pudieron evitar. Sí pensáramos, un momento, las cosas antes de hacerlas: ¿cuántas tragedias pudieran no suceder?

PD.- ¿Por qué los buitres siempre se acomodan para lanzarse sobre quienes están heridos? Recuerdo de mi padre…

www.facebook.com/viborianuscolumna

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

@viborianus     www.viborianus.com

UH 60BlackHawk2018

ImprimirEmail

Apertura de cuenta bet365.es