jue. Abr 18th, 2024

Viborianus

Victoriano Robles Cruz

Aprender hasta del éxito.

En el argot de la innovación es común revisar el concepto del éxito. El término innovación refiere aquel cambio que introduce alguna novedad o varias. Cuando alguien innova aplica nuevas ideas, productos, conceptos, servicios y prácticas. Revoluciona, transforma. El individuo debe estar formado para innovar.

Entre estos personajes tienen muy presente al peor enemigo: el éxito. Conocemos que las mejores experiencias, las lecciones, nos la ofrecen las derrotas, el perder o arruinar. Y que el éxito no aporta alguna experiencia. Esta última idea es totalmente un error. Porque, también se puede, aprender y mejor, de los triunfos.

La victoria parece ser muy perversa, pareciera que no nos aporta alguna lección. En apariencia no contribuye en nada con los vencedores o triunfadores. Y mucho cuidado para estos beneficiarios directos del éxito; pues los halagos, la adulación y lisonja inundan sus oídos castos y genera una ceguera que los puede anestesiar. La soberbia se presenta de inmediato. El aprendizaje sólo es viable en la humildad, la soberbia trae una terrible ceguera.

Comenzamos con este preliminar para tratar de visualizar los triunfos de Morena con estas consideraciones. Ahora, el domingo, triunfa en la elección para gobernador en el Estado de México, la entidad con mayor peso electoral del país. Pero, tiene como reto la elección presidencial en 2024. ¡Y ya se sienten los triunfadores!

Hace 10 años Morena no tenía ni registro como partido. Ahora gobernará -con sus aliados- en 23 entidades (PAN 5, PRI 2 y MC 2). La primera mujer que gobernará esa entidad. Menos del 50% no llegó a las urnas a votar. El triunfo electoral ratifica la hegemonía nacional del partido de AMLO.

Con honestidad y racionalidad podemos decir -ojalá y no nos equivoquemos- el liderazgo pertenece a un sólo individuo, al personaje que recorrió el país un sinnúmero de veces a Andrés Manuel López Obrador. Prácticamente él ha contribuido con todos los triunfos estatales. Poco mérito llevan los actuales gobernadores.

Y parece que los aprendizajes por esos triunfos son pequeños. La mejor actitud para aprender es la humildad. A la distancia, parece que no ha habido tiempo entre los recientes gobiernos estatales de Morena para la autoevaluación. ¿Será que, dentro de los equipos, no haya alguien prudente, que los pueda ayudar y sugerir estas retroalimentaciones?

Los equipos de trabajo más representativos del mundo cotidianamente andan en la búsqueda de la novedad para realizar su desempeño con nuevas ideas y mejores resultados. Lo único cambiante a diario son los individuos y mejor aún dentro de los cuerpos de jóvenes profesionales. Las demandas sociales son diversas y evolucionan a diario.

No todas las victorias son iguales ni se ganan de la misma manera. Lo que ayer dio resultados para triunfar, hoy ya no lo es. ¿Cómo vamos a ganar mañana? ¿Cómo vamos a ganar la próxima contienda?

La otra ventaja que tienen en Morena -también mérito de AMLO- es la cotidiana rutina de señalamientos por actividades de corrupción a los personajes de la oposición. Los destruye a diario. Con eso los mantiene entretenidos y no han podido construir un proyecto de nación alternativo. Solamente buscan cómo responder a sus corruptelas.

Estos gobiernos estatales y los aspirantes presidenciales de Morena creen que ya la tienen ganada para 2024. Y no toman en cuenta la andanada de los opositores en su contra. En cada entidad ha habido soberbia, por ende, ciegues y no aterrizan, siguen por las nubes. Los ciudadanos no se equivocan. Y las sorpresas esperan a la vuelta de la esquina.

Quizá deban seguir buscando. Seguir cuestionando. Cambiar, para que las victorias sean sustentables. Solitas, se caen. Construir el verdadero triunfo. Para eso se requiere de la humildad de los grandes.

PD.- “La prueba de la innovación no es su novedad, ni su contenido científico, ni el ingenio de la idea… es su éxito en el mercado”. – Peter Drucker (1909-2005) consultor y profesor de negocios, tratadista austriaco.

www.facebook.com/viborianuscolumna

www.facebook.com/choco.chorus

viborianus@gmail.com 

@viborianus   

www.viborianus.com

Un comentario en «Aprender hasta del éxito.»
  1. […] En la columnilla anterior utilizamos el concepto de la innovación para tratar de comunicar la ilógica y desatinada -hasta quizá irresponsable- conducta de la mayoría de los gobiernos morenistas luego de su inobjetable triunfo. La falta de resultados y la presencia de corrupción, es el reto. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *