dom. Feb 5th, 2023

En promedio, 67.56 por ciento de las personas que viven en la Península de Yucatán califican el servicio de alumbrado como deficiente, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi). Esta cifra supera el promedio nacional de 60 por ciento de los mexicanos que consideran que la iluminación en las calles no es suficiente.

Con cifras a diciembre de 2021, las ciudades que presentan la mayor inconformidad sobre el servicio de alumbrado público son Campeche y Chetumal. Quintana Roo, Campeche y Yucatán son de las 21 Entidades del país que cobran por el Derecho de Alumbrado Público (DAP).

Chetumal en penumbras

Datos del Inegi indican que 71.6 por ciento de los habitantes de la capital de Quintana Roo no cuentan con un buen servicio de luz en las calles, incluso mencionan que el Boulevard Bahía de Chetumal tiene poco alumbrado.

Campeche vive a “oscuras”

El 76.6 por ciento de los habitantes de Campeche considera que el alumbrado público es deficiente. El año pasado, ciudadanos reportaron que la avenida Costera no tenía iluminación y lo mismo sucedía en varias calles principales de la capital.

Apenas este año se dio a conocer el Programa Iluminando Campeche, cuyo objetivo es poner en funcionamiento las aproximadamente 32 mil luminarias del municipio, incluyendo las comunidades rurales, y 10 mil luminarias sustituirán el vapor de sodio por LED.

De acuerdo con el Gobierno local, los cambios en la red de alumbrado se concretarán en tres o cuatro meses. Mientras que en Ciudad del Carmen, el 60.2 por ciento de las personas opina que la luz en las calles no es la adecuada. A inicios del año pasado, Por Esto!, dio a conocer la solicitud de los pescadores para que haya mejor iluminación en el malecón, pues la falta de luces fomenta el robo de los motores de sus embarcaciones.

Mérida se “apaga”

En la capital de Yucatán, seis de cada 10 personas considera que el alumbrado público no es suficiente, así lo mencionaron 61.9 por ciento de los encuestados por el Instituto. Mérida es uno de los municipios que opta por cobrar el Derecho por el Alumbrado Público y, de acuerdo con información publicada por esta casa editorial, tan sólo en 2014, el Ayuntamiento pagó por consumo de energía por este servicio 113 millones de pesos, los ciudadanos aportaron 40 millones de pesos por el pago de derechos.

Delincuencia cae 36% con mejor alumbrado

Un estudio realizado en 2016 en Nueva York informó que aumentar la iluminación en las calles disminuye al menos 36 por ciento la delincuencia. Patricio Domínguez, investigador del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), aseguró que sus análisis coinciden con el experimento realizado en Estados Unidos.

“En ese experimento, el uso de torres de luz de alta intensidad alrededor de algunos barrios de vivienda social redujo el crimen en por lo menos 36 por ciento, considerando, entre otros, asesinatos, asaltos, hurto de vehículos y robos, lo que ha impulsado la instalación de focos LED permanentes alrededor de conjuntos habitacionales en diferentes partes de la ciudad”, explicó Domínguez.

Considerando los altos niveles de delincuencia en América Latina y el Caribe, esfuerzos por mejorar el alumbrado público pueden servir como intervención ambiental de bajo costo y para evitar delitos, mencionó el experto.

“Eso, junto con fuerzas policiales mejor equipadas y entrenadas, programas de tratamiento para delincuentes y otras iniciativas bien dirigidas, podría marcar una enorme diferencia en la calidad de vida de nuestra población”.

Por admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *