mar. Ago 16th, 2022

MOSCÚ (Sputnik) — El posible despliegue de pacificadores de la OTAN en Ucrania llevaría a consecuencias terribles, advirtió el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

“Una operación especial está en marcha en Ucrania y un hipotético choque entre nuestros militares y las tropas de la OTAN podría llevar a unas consecuencias terribles”, dijo el alto funcionario en una comparecencia ante la prensa.

A mediados de este mes, el vice primer ministro de Polonia y líder del partido oficialista Ley y Justicia (PiS), Jaroslaw Kaczynski, sugirió enviar a Ucrania una misión de pacificadores de la OTAN con un contingente armado.

Peskov subrayó que sería una decisión “apresurada y muy peligrosa” por parte del bloque bélico occidental.

El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, no descartó que con esa iniciativa Polonia quiera controlar el oeste de Ucrania.

Desde Estados Unidos, país que lidera la OTAN, desestimaron que el presidente Joe Biden acepte enviar soldados norteamericanos a Ucrania para evitar una guerra con Rusia.

OTSC no aborda implicación de Bielorrusia en operación
Peskov declaró que la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC) no debate la posible participación de Bielorrusia u otro país en la operación rusa en Ucrania.

Fundada en 1992, la OTSC aglutina a Armenia, Bielorrusia, Kazajistán, Kirguistán, Rusia y Tayikistán.

En este contexto, Peskov añadió que el presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko, recalcó antes que su país no tenía esas intenciones.

Desde Estados Unidos varios medios vienen difundiendo que Bielorrusia supuestamente se sumaría pronto a la operación en Ucrania.
El 21 de marzo el Departamento de Defensa estadounidense afirmó que no veía indicios de que las fuerzas bielorrusas estén preparándose para incorporarse a esa ofensiva.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, anunció el 24 de febrero el lanzamiento de una “operación militar especial” en Ucrania alegando que las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, previamente reconocidas por Moscú como Estados soberanos, necesitan ayuda frente al “genocidio” por parte de Kiev.

Uno de los objetivos fundamentales de esa operación, según Putin, es “la desmilitarización y la desnazificación” de Ucrania.

Según el Ministerio de Defensa ruso, los ataques militares no están dirigidos contra instalaciones civiles, sino que buscan inutilizar la infraestructura bélica.

Del 24 de febrero al 22 de marzo, las hostilidades en Ucrania causaron la muerte de al menos 953 civiles y dejaron heridos a otros 1.557, pero el balance real es mucho más alto, según la ONU.

Por admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.