mar. Jul 16th, 2024

Viborianus

Victoriano Robles Cruz.

Desinformación y avalancha de chismes.

Domingo (23/04/2023) por la mañana sucedió un alud de mensajes, en redes y medios informativos, por la salud del presidente AMLO. Los más sanos fueron los desinformados y los más perversos aprovecharon el suceso para disfrutar hasta la posible muerte. ¡Hubo de todo!

Veamos lo publicado por algunos medios: El presidente Andrés Manuel López Obrador habría sufrido un infarto este domingo, cuando se disponía a desayunar, en la Base Aérea Militar número 8 de Mérida” (14:57 horas).

Derivado de esta información del Diario de Yucatán, al parecer el primero en informar sobre la imprevista suspensión de AMLO en la gira de supervisión del Tren Maya en Yucatán. En las redes sociales pandió el cúnico y se leyó de todo, desde los buenos deseos hasta los malignos de la intolerancia.

Lo crítico del suceso fue la desinformación hasta el mismito vocero, quien desconocía del hecho cuando fue consultado por el reportero del periódico El Universal. Aunque posteriormente rectificó, el daño del vacío desinformativo ya circulaba. Difícil de revertir, aunque corrijas la información. ¡Son los gajes del oficio!

El mismito presidente AMLO, por la vía del twitter envió el mensaje aludiendo su malestar de salud: “Ni modo, amigas y amigos: salí positivo a COVID-19. No es grave. Mi corazón está al 100 y como tuve que suspender la gira, estoy en la Ciudad de México y de lejitos festejo los 16 años de Jesús Ernesto. Me guardaré unos días. Adán Augusto López Hernández encabezará las mañaneras. Nos vemos pronto” (16:32 horas).

Entre uno y otro mensaje mediaron 1 hora con 35 minutos. Suficiente tiempo para la especulación. Y todo como consecuencia del lapsus desinformativo. Deberá ser una experiencia que impida que se vuelva a repetir el tremendo vacío informativo. ¡En el enfoque comunicativo, estos dislates o desatinos nunca deben de suceder!

No es cualquier suceso, se trata de la salud del presidente en funciones, del Presidente de México, y este o ese desempeño requiere mucha responsabilidad de todos, mucho profesionalismo. Pero la desinformación se regodeó ayer domingo por todo el país.

El primero que debe ser informado de cualquier acontecimiento y/o contingencia del presidente es el VOCERO presidencial. Porque cualquier chisme que surja debe ser atendido con inmediatez y precisión. El contenido y la oportunidad en la información quitan todas las posibilidades a los especuladores. ¡Siempre existen y en momentos crecen!

El vacío de información se entiende por una situación comunicativa en la que la información sólo la conoce uno o algunos de los que están presentes. El vacío informativo es más peligroso que una verdad amarga.

Por lo regular los medios de comunicación, en el natural afán de ganar la primicia, tienden a especular y a dar por sentado situaciones sin previa verificación y confirmación. El problema del vacío informativo por lo regular es llenado por los medios o por otras instituciones. Y se llena siempre con la especulación, al no existir la información real.

Además de cóndores, buitres y zopilotes, los chismes del domingo estuvieron a todo. ¡Esperemos que pronto se recupere el presidente para estar al frente de su responsabilidad!

PD.- “Nuestro saber es una tea humeante de pino que alumbra el camino sólo un paso adelante a través de un vacío de misterio y horror”. “Sonetos y otros versos” (1894), George Santayana (1863-1952) filósofo, ensayista, poeta y novelista español.

www.facebook.com/viborianuscolumna

www.facebook.com/choco.chorus

viborianus@gmail.com 

@viborianus   

www.viborianus.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *