lun. Sep 26th, 2022

Viborianus

Victoriano Robles Cruz

 ¿Cómo entender la utilidad política?

Hoy queremos intentar comprender los eventos acontecidos en esta nueva oportunidad de gobierno. Hemos visto precipitadas expresiones como esa de que valoran a Marybel como otra derrotada política. Que el verde es el partido de las preferencias de la gobernadora. Asumen una derrota implícita para Morena en la nueva gubernatura. La falta de respeto a los acuerdos en Morena. En fin, estas y otras expresiones apocalípticas.

¿Pero en realidad eso, así de sencillo se puede exponer? Cómo que nos falta valorar el entorno externo, el macro, para poder emitir estas valoraciones políticas. No son tan simplistas como parecen expresarse algunos colegas y otros adversarios morenistas. ¡Para nada!

La utilidad política de los partidos parásitos a Morena, como es el Verde, es correcta. Ese partido está contribuyendo con las necesidades políticas de nivel nacional. Obviamente este partido aprovecha la oportunidad. Como es sacar las iniciativas propuestas por el presidente AMLO al Congreso de la Unión.

Ese apoyo del Verde para sacar las iniciativas del ejecutivo tiene un costo político. Este es el fenómeno político del cual estamos siendo testigos. Y las configuraciones en el gobierno local responden a estas componendas políticas nacionales. Privilegian los acuerdos nacionales. Y el partido Verde aprovecha esta ventaja a pesar de su desastre. ¡Y lo hace bien!

Franklin D. Roosevelt, político y abogado estadounidense y 32 presidente de los EE.UU. nos dejó esta expresión: “Tratándose de política, nada es casual. Estemos seguros de que todo lo que pasa en política está muy bien programado”. Obviamente que así acontece. No nos dejemos llevar por expresiones aterradoras. ¡Tampoco se valen las especulaciones!

¿A poco fue casual la presencia del ejecutivo nacional en Chetumal un día antes de la integración del nuevo congreso del estado? ¡Obviamente que no!

Así es la politica, sí así de sencillo. La política democrática no puede producir cambios en la realidad social sin algún tipo de cesión mutua. Si los acuerdos son importantes vale la pena invertir en ellos nuestros mejores esfuerzos.

Los desacuerdos son más conservadores que los acuerdos; cuanto más polarizada está una sociedad menos capaz es de transformarse. Ojo, los costos del desacuerdo son mucho más altos y tampoco podemos retrasar  la oportunidad de la transformación. 

La democracia es un equilibrio entre acuerdo y desacuerdo, entre desconfianza y respeto, entre cooperación y competencia, entre principios y circunstancias. !Comenzemos bien! ¿Y cómo ven al Alito?

Si algo quiere la nueva gobernadora –aquí sí la especulación- es conformar un gabinete, un equipo acorde con las necesidades locales, un equipo que dé respuestas al abandono de los gobiernos anteriores, sobre todo al último, y tampoco quiere repetir con algún emisario del defenestrado equipo del dictador. ¡Al menos eso ha expresado orgullosamente!

¿Por qué no creerle? Tenemos otra oportunidad, y ésta viene presidida por el bagaje político del presidente AMLO. Tengamos confianza, no creemos que nos importen personajes desprestigiados para ocupar responsabilidades que le corresponden a quintanarroenses. ¡Y conste, los hay de muy buena calidad!

Alguien que puede hacer realidad en Quintana Roo lo que todos los quintanarroenses hemos ansiado desde hace varios sexenios. Alguien que puede interpretar muy bien la política presidencial. Alguien que no venga a engañarnos, que no traiga la traición a flor de piel, y que no venga robar el patrimonio de los quintanarroenses.

Una propuesta nos la ofreció un ingeniero especialista en cuestiones hidráulicas y trabajó allí en CAPA. Nos decía: la gobernadora puede llegar ofreciendo un 50 por ciento menos del costo del agua potable, y todavía así es redituable y autosuficiente la empresa. Por lo que es una ratería la manera como nos cobran actualmente. ¿Y, dónde van a parar esos excedentes de los recursos del agua?

Ella, la nueva gobernadora, ha percibido y tiene esa sensibilidad para coincidir que no puede tener en su gabinete, en su equipo de trabajo, a algún miembro de los que traicionaron a los quintanarroenses.

Tengamos confianza, no nos atrevemos a percibir algo similar a lo que termina. Las cosas en materia política van a cambiar y todos los quintanarroenses debemos ser protagonistas de esta transformación que apenas comienza el 26 de septiembre.

La gobernadora lo ha expresado fehacientemente, ¡primero los pobres!

PD.- “La esperanza es una virtud cristiana que consiste en despreciar todas las miserables cosas de este mundo en espera de disfrutar, en un país desconocido, deleites ignorados que los curas nos prometen a cambio de nuestro dinero”. Voltaire (1694-1778) Filósofo y escritor francés.

www.facebook.com/viborianuscolumna

www.facebook.com/choco.chorus

viborianus@gmail.com 

@viborianus   

www.viborianus.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.