mar. May 21st, 2024

iborianus

Victoriano Robles Cruz.

¿Y directivos y docentes de SEQ?

¡Ayúdenos! Intentaremos encontrar la respuesta congruente para comprender la negativa de las autoridades estatales de Quintana Roo, sobre todo del sector educativo, por el abandono a la solidaridad presidencial en la polémica por los libros de texto.

Pareciera que Quintana Roo no participó en las consultas realizadas para incorporar nuestras aportaciones pedagógicas y particularidades regionales, para la integración de tan elementales asistentes del proceso educativo.

El libro de texto es, por esencia y naturaleza, la conveniente herramienta pedagógica, didáctica y curricular, ayuda ampliamente tanto a docentes como a estudiantes al desarrollo de los procesos de aprendizaje y enseñanza dentro y fuera de los espacios educativos. Independiente de constituirse en el asistente del aprendizaje también contribuye con la economía familiar.

La primera pregunta que surgió al pensar en la columnilla fue: ¿Por qué la instancia educativa de Quintana Roo ha guardado por tanto tiempo silencio en la querella de los libros de texto? ¿Será por comodidad? ¿Será que pretenden mantenerse al margen? ¿Por qué abandonar al presidente en esa disputa? ¿Será porque la discusión es más bien política que pedagógica?

Recordando al sabio Calderón, “Haiga sido como haiga sido”, bien hace falta una interpretación del sector educativo para la población quintanarroenses. Pensamos que lo merecemos. Quisiéramos conocer sus aportes, coincidencias y discrepancias. Dentro del sector educativo existen profesionales de muy alta capacidad -nos consta- que quizá hasta participaron en las consultas previas para la elaboración de los textos. Ahora -de nuevo- cuestionados por la derecha mexicana.

¿Por qué no socializar esa idea quintanarroense de los libros de texto de la educación básica? No nos atrevemos a pensar que sea por flojera mental. ¿Será porque están de vacaciones? ¿Será que no existe quien los organice para emprender un pequeño documento que sintetice la posición de Quintana Roo en el contexto de nación?

¿Qué realizan los directivos y docentes de la SEQ ahora que se explican desde palacio nacional los contenidos de estos libros de texto? ¿Será que están bien organizaditos para recibir las aportaciones que vierten especialistas desde la Secretaría de Educación Pública de México?

El SNTE ya les comió el mandado” se dice en el argot popular ya se manifestaron. ¿Por qué Quintana Roo sigue escondido y no se atreve a manifestar su posición respecto a los LTG?

¿Por qué no organizar un equipo de docentes que realicen un recorrido por los diferentes medios de información para ir comentando los LTG? Que se note la participación de los profesionales docentes y directivos quintanarroenses en defensa de estos instrumentos necesarios para el proceso de enseñanza-aprendizaje.

El silencio en estos casos críticos políticamente es un suicidio. Hoy, las facciones ideológicas y de intereses particulares están convirtiendo a la escuela, por la vía de sus materiales básicos, en nichos de disputa política.

La violencia política -otra irresponsabilidad- contra los libros de texto fue claramente pronunciada por el dirigente panista Marko Cortez. Expresó El llamado a los padres de familia es a que, si les dan estos libros de texto, ya sea que los destruyan en su totalidad o que las hojas o partes que no coincidan con la educación de sus hijos, simplemente sean retiradas”. Una irracionalidad, otra locura. 

La SEQ debería ser el ente primordial que defienda cualquier intento que vulnere el sistema educativo. Debiera ser el gran escudo que la cuide de estos intentos de irracionalidad política. Convertirse en la protectora de los Libros de Texto Gratuitos.

Pero, el mutismo de Quintana Roo prosigue. ¿Seguirán así con la cola entre las patas?

PD.- “Lo esencial es romper el silencio, y el agua de los grandes mutismos”. Leopoldo Marechal (1900-1970)  poeta, dramaturgo, novelista y ensayista argentino.

www.facebook.com/viborianuscolumna

www.facebook.com/choco.chorus

viborianus@gmail.com 

@viborianus   

www.viborianus.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *