dom. Jun 23rd, 2024

Viborianus

Victoriano Robles Cruz.

Acto político en el Vaticano.

En esta ocasión la columnilla intentará compartir algunas ideas expresadas de otros colegas y profesiones distintas; pero, que nos han confiado e incluiremos la nuestra. Con el respeto que todos se merecen. Trataremos el denostado viaje al Vaticano del poder ejecutivo en Quintana Roo.

Partiremos de que la fe es un acto personalísimo, del que solamente es responsable el individuo que la profesa. Nadie puede creer por mí, por él. Ni siquiera la Iglesia. Entonces, el acto de fe es también un acto eclesial.

Proviene del verbo creer: “Yo creo”. Es la conjugación del verbo en primera persona del singular. Por lo tanto, corresponde específicamente a un solo individuo. Y cada uno es responsable de la fe profesada. Un acto de libertad individual.

Con estos preliminares podemos inferir que lo que se hizo en ese viaje al Vaticano fue cualquier cosa menos un acto de fe. Fue un acto político, un acto deliberadamente con un interés, pero nunca un acto de fe.

La racionalidad en su mejor expresión filosófica percibe que ningún católico debería escandalizarse por la actitud de tales políticos. Así nos atrevemos a decir que el político que participa por cortesía en un acto religioso no lo hace en tanto como creyente, sino en solidaridad con los creyentes, que, en el acto participan, manifiesta así el respeto que le merecen todas las creencias. ¡Todos merecen respeto!

Este acto político ha sido el de mayores respuestas ciudadanas, con gran mayoría de impacto negativo. El agotamiento y el mal manejo publicitario. Arranca desde su génesis. Desde el aparato de la vocería del estado se enfatizó con exageración, adjetivando la nota ostentosamente. Nunca con fines religiosos sino como un acto político. ¡Sí hubo un abuso, en todo!

Bueno… el libreto de taranovela, nos aclaran que no salió desde la vocería, esos teatrales encabezados, sino que desde una oficina que opera en Cancún pero que construye desde la mismita Ciudad de México. Personas que desconocen Quintana Roo. Desconocen la idiosincrasia quintanarroense. ¡Totalmente fuera de contexto!

Ciertamente, la respuesta ciudadana siempre presume de gran creatividad y los menos perversos compararon –ese acto- con el de Chabela…o Chabelita… Expliquemos: Chabelita es un personaje ficticio de la televisión mexicana, de característica cómica y religiosa, interpretado por la actriz mexicana Nora Velázquez. Fue creado en 1996 por Héctor Suárez y Alejandro Licona.

El morbo se apersonó entre los quintanarroenses. En todos los centros de meditación ha sido motivo de compartir la expresión, la epidemia del acto político del Vaticano. Ni que decir de los espacios de la bohemia, allí el sarcasmo “pandió el cúnico”. No hemos escuchado una expresión positiva de ese acto político en el Vaticano. Bueno, hay hasta quienes se burlan diciendo que todo estuvo magnifico.

Bueno…las confesiones han llegado a mencionar que varios Verdes están felices por el dislate. Y, no dude que, como buenos verdugos y Judas sacarán raja del desaire con que los ciudadanos se han manifestado en todas las redes sociales.

El video muestra en parte a la Chabelita de frente al Papa y parece ser muy contundente. Se observa la presencia familiar. Los tonos del vestuario utilizado merecen un mejor análisis para su plena comprensión.

La trascendencia de la pésima difusión del acto político cómo de su mal uso, fue abordado también por el prestigioso Catón en su columna del 15 de diciembre pasado, la cual intituló: bendiciones.

Le dejamos una probadita del contenido: “Y es que lo ponen a bendecir cosas que no son para ser bendecidas. Mara Lezama, gobernadora morenista de Quintana Roo, le pidió que bendijera una réplica en miniatura del Tren Maya, el cual, a más de su dudosa viabilidad ha costado miles de millones de pesos” …

Hasta aquí el espacio… ¡disfrute diciembre!

PD.- “No deberíamos estar buscando héroes, deberíamos estar buscando buenas ideas”. Avram Noam Chomsky (1928- ), lingüista, filósofo y politólogo.

www.facebook.com/viborianuscolumna

www.facebook.com/choco.chorus

viborianus@gmail.com 

@viborianus   

www.viborianus.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *