jue. Abr 18th, 2024

Viborita

Victoriano Robles Cruz.

El mejor inicio FIFI.

La columnilla no pretende que sea nominada como la Cristóbal Colón, ni algo parecido. Tampoco merecía nuestro silencio. Sí haremos uso de la información que surgió del mismo lugar en el cual fue realizada la creída conferencia de prensa: El Hotel Los Cocos. Y aunque los soplanucas pudieran estar en contra, de ellos mismos, han surgido parte de las ideas contenidas.

La primera pregunta que recibimos de nuestros lectores, fue: ¿Por qué realizar una conferencia de prensa de inicio de campaña en un lugar considerado fifi? Al menos, un terreno ajeno a la mayoría de simpatizantes morenos. ¿Por qué actuar en contra de los ideales del líder natural de esa coalición? ¿En verdad, ya lo están repulsando o siempre lo han desconocido?

Hemos consultado con algunos otros colegas y nos explican que ellos nunca recibieron la invitación para asistir a ese pretendido inicio de campaña. ¿Será que, al igual que el lugar, dispararon las invitaciones solamente para una élite de reporteros? ¿Será tan elitista el pretendido iniciador de campaña como para sólo invitar a sus simpatizantes? ¿Está tan amarrada la candidatura que no necesita de los otros reporteros? Y el colmo, los invitados o presentes en ese evento, desde ese día, se burlan de quienes no estuvieron en el lugar.

Viene a nuestras sienes el contenido de San Lucas 14:7-24 RVC: Cuando Jesús vio que los invitados a la mesa escogían los mejores lugares, les contó una parábola: «Cuando te inviten a una boda, no vayas a sentarte en el mejor lugar, no sea que otro de los invitados sea más importante que tú, y cuando venga el anfitrión te diga: “Dale tu lugar a este otro”; porque entonces, con toda vergüenza, tendrás que ir a ocupar el último lugar. Así que, cuando seas invitado, ve más bien a sentarte en el último lugar, para que cuando venga el anfitrión te diga: “Amigo mío, ven y siéntate más adelante”.

Pudiera ser (hipótesis), de que acorde con el lugar, los otros –los no invitados-, no tienen el nivel, ni la categoría, mucho menos la simpatía del supuestamente ungido. ¿Para qué invitarlos? ¿Para qué utilizar tiempo y esfuerzo si no son necesarios? ¡Porqué el dinero le sobra! También pudiera ser la tradición exitosa del verde-ecologista, que se sigue repitiendo en la geografía de Quintana Roo.

La mejor expresión de soberbia ya ha sido ya realizada por uno de los aspirantes de esa coalición. ¡Bienaventurados quintanarroenses!

Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados. Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia. Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios. Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios”.

PD.- “A veces fallamos por nuestra soberbia y prepotencia, porque preferimos fallar a tener la humildad de reconocer que no lo sabemos todo“. Eduardo Alighieri.

www.facebook.com/viborianuscolumna

www.facebook.com/choco.chorus

viborianus@gmail.com 

@viborianus   

www.viborianus.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *