jue. Abr 18th, 2024

Viborita

Victoriano Robles Cruz.

¿Y la galopante inseguridad Apa? 

Estamos siendo testigos del glamour (elegancia y encanto) en los inicios de campaña para legisladores federales y en las decisiones para los ayuntamientos faltantes. Todo parece color rosa.  Al color rosa se le atribuye un efecto calmante, asociado a la femineidad, el amor y la dulzura. Poco distan estos primerizos momentos.

Hasta ahora solamente los hemos visto abrazándose con quienes ni conocen, con un rostro de simpático, y asistiendo a lugares públicos que nunca visitaron. Abrieron sus cuentas en redes para todo mundo, algo que antes nunca hicieron como burócratas. Y otro sinfín de sutilezas para buscar la imagen de popular.

De los que ya iniciaron no hemos leído sus decálogos de buenas intenciones. ¿Será que ya los construyeron en su War Room? También, es cierto que, los aspirantes para legisladores sólo tienen la responsabilidad en la construcción de leyes de beneficio social.

No van a construir calles, ni a mejorar tu colonia, al menos que desde la perspectiva legal pudieran proponer y en su caso sea aceptada en el pleno legislativo como ley, para mejorar calles y viviendas de quintanarroenses.

Pero, un detalle que nos ha enviado un lector, más bien un cuestionamiento: Por qué los aspirantes a legisladores no han realizado un pronunciamiento por la grave inseguridad que padecemos los quintanarroenses. Nada más grave se padece en Quintana Roo que la violencia en las calles, negocios y en los domicilios. ¿No merece atención?

En sus diferentes vertientes, no solamente el homicidio doloso, la extorsión, el robo a negocios y a casa habitación; sino también, la quema de automóviles, feminicidio, el secuestro, entre los otros tipificados dentro del semáforo delictivo. ¿Por qué Yucatán y Campeche no padecen esta brutalidad?

¿Por qué temen comprometerse con los ciudadanos o con la población quintanarroenses en el tema de la seguridad? Nadie enarbola este estandarte en contra de los cuerpos delictivos. Y, aquí llega otra insurrecta pregunta: ¿Será que están más comprometidos con los aparatos delictivos que con los ciudadanos?

En los pasillos de varios centros de meditación por lo regular se escucha que los aparatos delictivos bien organizados aportan cuotas para las campañas políticas de estos aspirantes. ¿Qué tanto compromete de ser realidad este corrillo?

Por de pronto, no hemos escuchado a algún aspirante con un pronunciamiento serio y profesional para ayudar a la gobernanza de Quintana Roo. Aún están a tiempo y pueden realizarlo. Ojalá no sea otra oferta del catálogo de buenas intenciones.

PD.-  “Los tópicos sobre la inseguridad urbana pasaron a ser una parte central de las estrategias electorales locales en los últimos años”. ¡Anímense!

www.facebook.com/viborianuscolumna

www.facebook.com/choco.chorus

viborianus@gmail.com 

@viborianus   

www.viborianus.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *