jue. Abr 18th, 2024

Viborita

Victoriano Robles Cruz.

De mal en peor.

En la cotidiana revisión de medios informativos, nos encontramos con una nota que llamó la atención de Viborita, la columnilla. La cual la intitulan: Autoridades trabajan en materia de seguridad para la construcción de la paz en Q. Roo. ¡Quizá no fue para contribuir sino para mofarse!

¿Por qué llamó la atención? Simplemente porque la actual administración lleva en la responsabilidad, con los ciudadanos, 1 año y 6 meses y, hasta ahora suceden estas reuniones con los principales sectores turísticos afectados por la enorme violencia que se registra en toda la entidad.

La principal y cruda herencia del actual gobierno es la presencia de la violencia por los grupos del poder ilícito. Herencia que dejó la administración de Carlos Joaquín; sin embargo, no ha cambiado…perdón… solamente ha crecido. ¿Por qué no cambiar lo que no funciona? ¿Cuáles son las deudas?

Y para colmo, no surge alguna maniobra novedosa y ni se advierte de algún cambio en lo que realizan, aunque no les dé resultados. No mencionamos el concepto estrategia por no creo que lo conozcan. La nota sólo registra que: “ese encuentro, establecieron acuerdos para mejorar la comunicación y la coordinación entre el sector turístico y las autoridades”. ¿Y? ¿Cómo resolver los problemas delictivos con este tipo de resoluciones? ¡De mal en peor!

Por otro lado. Sí interconectamos este fenómeno delictivo con las propuestas de los candidatos, pues simplemente en la agenda de estos aspirantes no aparece lo criminal. ¿Por qué será?

Simplemente entre las vacías fórmulas, las expectativas políticas, no incluyen los derechos humanos, los desaparecidos, las extorsiones, ni algún método o estrategia para ofrecer resultados contra esa criminal herencia.

¿Será que seguiremos igual… o peor? Este fenómeno sigue siendo el principal reto de la actual administración, y cómo podemos observar ni tendrá reducción y menos algún final acertado en lo que les queda.

No se trata de alguna apología de la desgracia, pero qué mala suerte tenemos todos los quintanarroenses. Al menos los que no viven de ese redituable ilícito. Los diferentes candidatos no lo han abordado de manera contundente ni con propuestas claras, ni han ofrecido soluciones concretas, planes de trabajo o estrategias definidas. ¿Por qué ese temor para confrontar las congregaciones de lo ilícito? ¿Desconocen la realidad? Va la especulación: ¿tendrán algún tipo de complicidad? ¡Eso sí, seguiremos de mal en peor!

PD.- “Cuando no sabes a dónde vas, el primer mandamiento es al menos estar tranquilo”. Pablo Krantz

PD.- “Muchas personas eligen a un monstruo, pensando que sabrán evitar que les haga daño. Pasa en el amor y también en la política”. Ibid.

 www.facebook.com/viborianuscolumna

www.facebook.com/choco.chorus

viborianus@gmail.com 

@viborianus   

www.viborianus.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *