dom. Jun 23rd, 2024

Viborianus

Victoriano Robles Cruz.

Víctimas del proceso electoral.

A muchos ciudadanos y colegas les ha parecido un soberbio abuso, los inmediatos como improvisados procesos legales, impulsados por las autoridades de Quintana Roo contra varios adversarios políticos. Y, precisamente en tiempos electorales.

Como ases debajo de la manga surgieron y ejecutaron con todo el poder que les ofrece el mando del aparato represor. Algo debe de tener de abusivo, de ilegal, el ejercicio de ese poder para fines coercitivos, represivos y dominantes.

La política es un arte…y el dialogo es el primer instrumento. “Como valor ético de la política y como método para lograr consensos, el diálogo es consustancial a la democracia (https://n9.cl/d4jwi); permite la comunicación, el conocimiento, la comprensión, la empatía y los acuerdos entre actores políticos. Es también una forma de articulación dinámica entre la mayoría y las minorías, ya que en el proceso de toma de decisiones todos los actores políticos tienen el derecho de expresar sus puntos de vista para ser tomados en cuenta”.

Al menos cuatro momentos del ejercicio del poder contra adversarios políticos resuenan en las sienes de nuestros lectores y de los ciudadanos. No fueron ni son cualquier agresión política.

Son y fueron casos de personajes también con cierto poder político y que saben defenderse. Son y fueron casos de utilidad política por el momento que padecía Morena. Así como el Chack Meex en Felipe Carrillo Puerto saldrán libres, pero ya los incomodaron políticamente, además del agresivo y pendenciero señalamiento.

Es de todos conocido que cuando un gobierno tiene buen desempeño, realiza las acciones para el bienestar ciudadano, y guarda respeto -por y para los ciudadanos- no reprueba sus acciones ni tampoco anda en la búsqueda de otras opciones políticas.

Ese es el malestar ciudadano que ahora hemos visto en el proceso electoral de Quintana Roo, sobre todo en Othón P. Blanco, Felipe Carrillo Puerto y José María Morelos.

El principal problema de Quintana Roo es la grave delincuencia. Pero no se ven acciones que intenten modificar lo que no ha funcionado en los casi dos años de gobierno Moreno. Las cifras y estadísticas siguen privilegiando este fenómeno desatendido por el actual gobierno. En algunos casos hasta existen testimonios de la complicidad de los aparatos que debieran combatirlo.

¿A poco no es justo y necesario ese reclamo popular por una mejor gobernanza?

Por eso acusan a los jueces y a todo el sistema judicial de corrupto. Reducen a cero a las instituciones en esa persecución. Todos cuestionan su independencia. Entran en prevaricación.

Por este accionar sus fallos son y serán vistos por la opinión pública como un episodio más de la reyerta política-partidista y no como lo que debiera de ser; la condena ética y moral contra los imputados.

Exponemos a continuación cuatro momentos de la embestida judicial y electoral contra los adversarios, persecución política, víctimas del proceder del gobierno Morenista:

A pesar del arraigo, Flota Alcocer aseguró que los derechos ciudadanos y la candidatura de Perla Tun no se ven afectados (https://n9.cl/oqbu51). Argumentó que la medida judicial podría incluso favorecer a Tun, al presentarla como víctima de una embestida judicial.

Emiliano Ramos fue detenido por desacato a la autoridad y fue conducido por elementos de la policía a las instalaciones de la FGE (https://n9.cl/xynwnv), en donde presuntamente permanece, de acuerdo con su hermano.

La detención del perredista José Esquivel Vargas, alias “Chak Meex”, expresidente municipal de Felipe Carrillo Puerto (https://n9.cl/f4f9v) -acusado de desvíos de recursos públicos- quien busca participar en las elecciones para acceder al mismo cargo, ocasionó la primera tensión electoral en Quintana Roo, donde gobierna Morena.

Tres de las candidaturas que fueron impugnadas son de la coalición PAN-PRI: José Luis “Chanito” Toledo Medina, aspirante a síndico en Solidaridad (https://n9.cl/5m0bd); Ana Gabriela Arana Martín, aspirante a síndico en Cozumel; y María Yamina Rosado Ibarra, candidata a primera regidora en Othón P. Blanco. Una cuarta candidatura corresponde a la coalición Morena-PVEM-PT: Sonia Nayelli Betancourt Castro, candidata a primera regidora en Othón P. Blanco.

PD.- Proverbios 12:13-14, “El impío es enredado en la prevaricación de sus labios; mas el justo saldrá de la tribulación. El hombre será saciado de bien del fruto de su boca; y le será pagado según la obra de sus manos“.

www.facebook.com/viborianuscolumna

www.facebook.com/choco.chorus

viborianus@gmail.com 

@viborianus   

www.viborianus.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *