lun. Jun 27th, 2022

Viborianus

Victoriano Robles Cruz

Fortaleza femenina gana Quintana Roo.

Ayer, en ceremonia protocolaria, el árbitro electoral –IEQROO- le entregó la constancia que acredita a Mara Lezama como la gobernadora electa del proceso electoral pasado. El triunfo fue por el voto de 309,931 ciudadanos. El 57% de la preferencia electoral y la más amplia de todo el país. 41 puntos porcentuales por encima del voto del segundo contendiente.

Ella, por su parte, dijo en el mensaje ante sus cientos de acompañantes que: “el 5 de junio los ciudadanos le dieron el mandato popular de instaurar la Cuarta Transformación en Quintana Roo. Ofreció un gobierno austero, honesto y que trabaje por los que menos tienen, busque la justicia social y la igualdad de oportunidades para todas y todos”.

El crecimiento territorial de Morena es sólido y contundente, pudiéramos decir proporcionalmente inverso al rechazo para las otras opciones político partidista. Así como pierden aliados los partidos que gobernaban Quintana Roo, así crece la preferencia por el partido del presidente AMLO.

Varios factores inciden en esta victoria de la primera mujer gobernadora para Quintana Roo.

En una primera opción, tenemos el tremendo desprestigio del gobierno en turno, autodenominado del “cambio”. Los ciudadanos claman un desmedido hartazgo por el gobierno de Carlos Joaquín, el cual a pesar de pagar empresas encuestadoras que le adulen con serviles indicadores de su preferencia, los ciudadanos apenas le aceptan el 20% en promedio. ¡Realidad palpable en cualquier colectivo social!

Por el contrario, la entidad tiene un promedio de aceptación para el presidente AMLO superior al 80%, casi 4 veces la de peor gobernante de Quintana Roo. Otro factor que desde luego incide en las preferencias electorales de los ciudadanos.

No podemos marginar el trabajo en conjunto de los partidos coaligados a Morena en su activismo político, Nos tocó ver el trabajo domiciliario de los equipos de activistas. Pero no sólo eso, uno percibía el entusiasmo con el cual cubrían sus responsabilidades. ¡El frenesí por Morena era real!

Cierto, mientras a la derrota se le conoce como huérfana, a la victoria le aparecen muchos padres (John Fitzgerald Kennedy (1917-1963) Político estadounidense).  

Cuando la victoria llega sin elegancia, sin una buena actitud, fuera del espíritu de camaradería, queda menos claro de si su valor equivale al de una victoria canónica, bien labrada, elegante, conducida sin superioridad y respetuosa con los perdedores.

Ojalá… nuestro optimismo porque el desempeño público sea mejor, en esta oportunidad, no quede marginal. Explicamos… en defensa, que peor ya no nos puede ir a los quintanarroenses. Los retos serán enormes y la deuda con los ciudadanos son monumentales… la escoria deberá ser desechada de inmediato para enderezar el rumbo como la misma gobernadora electa propone.

Estamos listos para gobernar y escribir las páginas más bellas de Quintana Roo“, ha sido su grito de gobernadora electa.

La victoria ha sido una meta, pero compromete más que lo que se ofreció. Toca a la primera gobernadora devolver el carácter inclusivo de la victoria. La esperanza de los ciudadanos así la percibe.

PD.- “Averguénzate de morir antes de haber conseguido alguna victoria para la humanidad”. Horace Mann (1796-1859) Educador estadounidense.

www.facebook.com/viborianuscolumna

www.facebook.com/choco.chorus

viborianus@gmail.com 

@viborianus   

www.viborianus.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: