dom. Feb 5th, 2023

Viborianus

Victoriano Robles Cruz

Marcha dominical 4T.

Pues… intentaremos teclear sobre la Marcha de este domingo presidida por el mismito AMLO. No tocaremos el mensaje por el cuarto aniversario de inicio del gobierno de la cuarta transformación. Simplemente, el fenómeno social por la convocatoria a la Marcha 4T.

Comenzaremos reconociendo los desacuerdos con AMLO: hemos sido críticos de algunos procederes. El primero, por haber ofrecido una embajada al peor inquilino del palacio de gobierno de Quintana Roo, a Carlos Joaquín, con el cual las discrepancias de los quintanarroenses son vastas, para no decir inmensas de reproche. Por esta complicidad, la desautorización y descalificación para AMLO es social, al menos entre quintanarroenses. ¡Cualquier medición confirmaría!

También, las coincidencias para agraviar a sus adversarios no es algo con lo cual comulguemos. Pensamos que puede ser más tolerante y emitir otro tipo de epítetos cuando lo embisten. El uso del “guante blanco” le corresponde a él. La elegancia política debe ser para no mancharse las manos, ni acudir al uso de descalificaciones ásperas. ¡Todos merecen respeto!

Con los quintanarroenses salda una deuda política, ofreció desde campaña la concentración de la Secretaría de Turismo en Chetumal; su asentamiento y operatividad; sin embargo, ese pendiente aún no se consuma. Persiste la pregunta: ¿Será una realidad ese ofrecimiento?

Pensamos, que aún tiene muchos otros desperfectos o fallas personales y públicas, obviamente, y para los más o menos quisquillosos, pueden encontrar y señalar muchos más. Nuestro sistema político aún se perfecciona.

No por ello podemos dejar de señalar que se trató de una mañana histórica para México, pero sobre todo para la Ciudad de México. Aunque también, en diferentes entidades del país hubo organización y realización de pequeñas marchas en apoyo a este movimiento de la 4T.

Conocemos personas chetumaleñas, cancunenses y de otras municipalidades que viajaron únicamente para presenciar el fenómeno de cerca. Ser testigos del evento histórico, de la marcha con un presidente. Suceso que no se registraba en los últimos 80 años. Podemos atrevernos a decir desde Don Lázaro Cárdenas.

Otra manera de medir esa exitosa convocatoria fue la alineación de todos los medios de comunicación, desde los más ríspidos y declarados adversarios hasta los concurrentes, independientemente de los sistemas oficiales. Soltaron sus redes para la cobertura del evento 4T. ¡En sí un espectáculo político-social!

Los contingentes sociales rebasaron todas las expectativas. Algunos analistas consideraron con el carácter de inédita, la de mayor concurrencia, nunca otra marcha pública en la Ciudad de México había concentrado tal cantidad de personas. “La marcha del pueblo”, fue bautizada por muchos participantes.

Hoy, este domingo, la historia pública de México tiene otro récord. El pueblo acompañó al presidente AMLO. Debemos agradecer a toda esa población que sin distingos ni complejos salió a manifestar su solidaridad con el presidente. ¡Así les llamen guarachudos y patarrajadas! ¡Así los califiquen de pobres y analfabetas! (Cómo si aquellos fueran diferentes)

El pueblo es grandioso y no se amilana menos se sienten humillados por canéforas denostaciones, de anquilosados políticos y de émulos de los cachorros del imperio.

Cierto, la mayoría de los asistentes a esa histórica Marcha fueron jóvenes. El relevo generacional fue otro distintivo de la manifestación por los simpatizantes de AMLO. ¡No es fácil deglutirlo, pero ha sido una realidad!

Ya para cerrar este aporte haremos cita de la columna de Jorge Volpi del 24 de septiembre en el periódico Reforma: “Nos guste o no, Andrés Manuel López Obrador es el político más eficaz que hemos tenido en al menos tres décadas. Reconocerlo no implica que su conducta sea admirable ni borra la hubris que lo ha llevado a perder algunos combates: significa, simplemente, que en cuatro años de gobierno ha acumulado un poder que no habían tenido sus predecesores”… (conste, Volpi no es partidario de AMLO)

Según expresión del mismo AMLO: El modelo de Gobierno que está aplicando en su administración: “mi propuesta sería llamarla humanismo mexicano”. Así decidió bautizarlo.

PD.- “Uno de los grandes problemas de sus opositores es que, por enquistadas razones de clase, les fascina desdeñarlo con motes pedestres, lo cual sólo contribuye a que continúen perdiendo casi todas las batallas en su contra”. Jorge Volpi ibid.

www.facebook.com/viborianuscolumna

www.facebook.com/choco.chorus

viborianus@gmail.com 

@viborianus   

www.viborianus.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *