mar. Ago 16th, 2022

Viborianus

Victoriano Robles Cruz

Los liliputienses… 

En esta oportunidad intentaremos conocer el espectáculo del PRI y los opositores, en este nuevo concierto, luego de las dolorosas derrotas impuestas por el pueblo de México a los partidos opositores. Cierto, los denominan liliputienses.

Esa divertida exhibición política trae a nuestro recuerdo la isla de Liliput, en su texto de Los Viajes Gulliver, del escritor y clérigo irlandés Jonathan Swift. Si no lo ha leído, inténtelo. Una bonita sátira, muy leída mundialmente desde 1726. Los personajes de esa isla tienen una estatura de 15 centímetros, tamaño 12 veces menor que un ser humano.

Pues los dirigentes de los partidos perdedores, ni uno se atreve a soltar el redituable negocio de ser presidente nacional de su partido, sea el PRI, PAN o PRD. A pesar del bochornoso espectáculo en la competencia. En verdad reflejan en esa coalición ultraderechista “Va por México” la negación a su lenta pero contundente agonía.

Uno de ellos –el dirigente del PRI-, no quemado…quemadísimo. Increíble que no quiera abandonar Liliput…ya le gustó la enanez (cualidad de enano. Irrelevancia o insignificancia).

Nunca pensamos poder encontrarnos con estas conductas entre dirigentes partidistas…pero aún faltan execrables cosas por ver (Entonces me dijo: «Verás cosas aún peores que éstas». Ezequiel 8:13).

En serio…no es un mal vaticinio ni afín presagio, pero qué harán estos tres cadáveres si pierden las elecciones de 2023, como dicen los profesionales de la política y también señalan los resultados de las encuestas.

Son muchas las voces sensatas que ya desde antes invitaban y ahora exigen una reflexión sobre la pertinencia de esa agrupación de Claudio X.. ¿Acaso no vale la pena reflexionar sobre la utilidad política de permanecer juntos y sin resultados? ¿Será otra patraña y/o perversidad de mercadotecnia del mismo Claudio X para tender el plato a Morena?

Hasta el expresidente del PAN, Damián Zepeda, refrendó su animadversión a la alianza, por su incongruencia histórica “y particularmente porque la ciudadanía no la quiere, la rechaza y lo evidencian los números”. ¡La ciegues es cabrona! “La peor ceguera es la mental, que hace que no reconozcamos lo que tenemos delante“, afirmó José Saramago.

Resulta difícil encontrar cuál de los tres es el más enano. ¡No es choro, ayúdenos a identificarlo! Cierto, los tres arrastran un pasado pernicioso y nocivo para los mexicanos. Su historial, su pasado, es la peor herencia política, y no se ve por dónde puedan entrarle a la compostura con la calidad de los actuales dirigentes.

Quizá la próxima reunión, de los escasos afiliados, suceda en alguna funeraria para la velación de esos tres cadáveres. No pretendemos ideas apocalípticas, ni hemos enloquecido, pero la resistencia para aceptar la realidad política va más allá del simple ejercicio de la dirigencia de los partidos… ¿Qué negocio significativo se traen para no abandonar sus partidos?

Si se tratara de evitar la hegemonía política de Morena; pensamos que, llegaron tarde a esa idea. Las tareas para impedir esa preferencia para el partido en el poder no han dado resultados, ni tan siquiera mínimos. La incongruencia del accionar no se puede ocultar cuando no hay resultados. Entonces… ¿Por qué siguen juntos? ¿Qué otro beneficio produce esa coalición ($$$)?

El tal “Alito” trae una madriza cada semana, bueno…recibe una paliza que no sabe ni cómo quitársela. Ni dónde esconderse. No hemos visto una respuesta sensata a todos los ataques enviados. El desprestigio por sus grandes corruptelas crece cada día más. ¡Claro, tremenda madriza les acomodó el PRI a los mexicanos! ¡Nadie se disculpa!

Una reciente filtración en twitter señaló que: “el líder nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, trae la investigación por los delitos de tráfico de influencias, desvío de fondos federales, lavado de dinero, enriquecimiento ilícito y fraude fiscal”.

¿Por qué no hacerse a un lado, permitir las investigaciones y de esa manera evitar el daño al partido que se supone preside? Carecen de lucidez política y así quieren obstruir la hegemonía de Morena. ¡Los liliputienses no crecerán! 

PD.- “Escándalos, mentiras y fiestas: la caída de Boris Johnson. El primer ministro británico pensó que podría salirse con la suya de cualquier escándalo con jactancias y encubrimientos. Pero, al final, tuvo que renunciar”.

www.facebook.com/viborianuscolumna

www.facebook.com/choco.chorus

viborianus@gmail.com 

@viborianus   

www.viborianus.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.